De Lanús a Avellaneda

El Racing del Chacho Coudet recibirá a Lanús este viernes en Avellaneda y buscará la victoria para seguir escalando posiciones en el certamen. En esta nota de RdA te compartimos una formación integrada por jugadores que hayan vestido las casacas de ambos equipos para que vayas armando la previa del encuentro.

En el arco lo tenemos a Carlos Lechuga Roa, importante guardametas surgido de la cantera racinguista y que atajó en Primera varios años en buen nivel. Debutó en el año 1988 y se fue del club en 1994 para atajar en Lanús, dónde sus buenas actuaciones le permitieron irse a jugar al Viejo Continente.

Como lateral por derecha lo ubicamos a José Luis Gómez. El Negro, quién debutó como futbolista profesional en Racing en el 2013, integró el plantel que salió campeón en el año 2014. Sin ser tenido en cuenta por Diego Cocca emigró a San Martín de San Juan, en donde estuvo una temporada y luego partió hacia el Granate, equipo con el cual se consagró campeón en 2016 y Subcampeón de la Copa Libertadores del año pasado.

Como primer marcador central aparece Carlos Galván, aquel morrudo defensor que hizo las Inferiores en el club, debutó en Primera en el año 1992 y fue importante en varios equipos. Se marchó de Racing para ir a jugar al fútbol brasilero y retornó al país para jugar en Lanús, donde tuvo una temporada discreta en el año 2003. Se retiró hace cinco años jugando en el fútbol peruano.

Otro zaguero infaltable que pasó por ambos equipos es Nestor Ariel Fabbri. La Tota, aquel marcador con clase y temperamento que apareció en All Boys, llegó a Racing en el año 1986 y fue pieza clave para ganar dos años después la Supercopa, de hecho le anotó un gol sobre la hora a River en el Monumental en el partido de vuelta para alcanzar las finales contra el Cruzeiro. Luego tuvo un breve paso por el fútbol colombiano y a su vuelta jugó de gran forma en la Primera del Granate, tal es así que al poco tiempo se lo llevó Boca. Tras su paso por el Xeneize emigró a Francia y terminó retirándose como futbolista profesional en All Boys, el club que lo había visto nacer.

Para completar la línea del fondo lo tenemos a Alejandro Simionato, aquel espigado defensor que tras mostrar interesantes credenciales en San Lorenzo, Lanús y un breve paso por el fútbol español, recaló en Avellaneda a fines de 1998. En la Academia jugó pocos partidos, nunca pudo afianzarse y se lo recuerda por un codazo artero que le aplicó al grandote delantero de Instituto Miliki Giménez, en un partido de viernes por la noche en Avellaneda.

Por la derecha del mediocampo está Diego González. El Pulpo, actual volante titular del primer equipo de Racing  (baja unas semanas por lesión), surgió de la cantera del Grana, dónde debutó en el Apertura 2007, integrando aquél equipo de Ramón Cabrero que se consagró campeón. Se mantuvo en buen nivel durante casi siete temporadas en Lanús y en el medio tuvo un fugaz paso por Rosario Central, cuando el Canalla estaba en el Ascenso. En el año 2015 fue vendido al Santos Laguna de México, dónde fue titular y pieza fundamental para que su equipo gane un par de títulos. Arribó a Racing a mediados de 2016 y debutó con la casaca académica justamente en el partido que Racing cae en la Final de la Copa Bicentenario  1 a 0 ante Lanús.

Como volante central no hay chance que no esté Agustín Pelletieri. Pelle, surgido y muy identificado con el Granate, debutó en la Primera de Lanús en el año 2002. Tras jugar más de cinco temporadas en buen nivel, emigró al fútbol griego, dónde estuvo poco tiempo y regresó nuevamente al club de sus inicios. A mediados de 2011 llegó a Racing para ser titular en aquel equipo que conducía Diego Simeone y que finalizó en la segunda ubicación del Torneo. Si bien es cierto que no estuvo más de tres años en la Academia, dejó una huella en la gente por su sacrificio, entrega y prestancia en el mediocampo. Se dio el lujo de hasta atajar un penal contra San Martín de San Juan y de llevar el nombre de una filial.

De volante creativo y por izquierda lo tenemos a Rodolfo García. El Tapita, un habilidoso de los 90’, se inició en Arroyito jugando para Rosario Central. Se terminó de hacer conocido por la categoría que mostraba jugando para Lanús. Tras un paso por el fútbol mexicano llegó a Racing de la mano de Angel Cappa para jugar el Apertura 1998. Mostró pinceladas y destellos de su calidad y al año siguiente volvió al fútbol mexicano.

En la delantera sin dudas lo alineamos a Norberto Raffo. El Toro, aquel delantero letal del Racing de José, tuvo un aporte goleador decisivo para ganar la Copa Libertadores de 1967. Años después jugó una temporada en el primer equipo del Grana.

Teófilo Gutiérrez es otro que vistió ambas casacas. El de Barranquilla arribó a la Acadé a principios de 2011 de la mano de Miguel Russo y tuvo grandes actuaciones dentro del campo, que se vieron opacadas por su comportamiento y personalidad fuera de ella. Teo terminó marchándose del club tras una pelea con Saja en el vestuario al término de un clásico contra el Rojo. En ese momento fue contratado por Lanús para jugar la Copa Libertadores, pero no duró más que un  puñado de partidos su estadía en el Granate. Tras tener buenos pasos por River y Rosario Central en el fútbol argentino, hoy continúa su carrera en el Junior de Barranquilla.

Para completar la formación lo ponemos a Jose Sand. El Pepe, todo un símbolo granate, siempre fue un especialista en convertirle goles a Racing cada vez que lo enfrentaba. Por eso y a pedido de Luis Zubeldía, quién era el entrenador de la Academia en el 2012, lo fueron a buscar de México y lo trajeron para Avellaneda. Su debut con la camiseta racinguista marrando dos penales contra Rafaela en el mismo partido, fue todo un presagio de lo que iba a ser su permanencia en la institución. Lo único positivo de su paso por el club fue el doblete que le convirtió a Independiente para ganar el clásico de ese año por 2 a 0. Luego de ese partido, se le mojó la pólvora y no volvió a convertir jugando para Racing.

Para dirigir el equipo pensamos en una dupla técnica formada por Luis Zubeldía y Miguel Angel Russo.  Pasando en limpio la formación sería: Carlos Roa; José Luis Gómez, Carlos Galván, Néstor Fabbri, Alejandro Simionato; Diego Gónzalez, Agustín Pelletieri, Rodolfo García; N. Raffo, Teo Gutiérrez y José Sand. Aguardan en el banco su lugar Gastón Pezzuti, Gustavo Falaschi, Andrés Bressán, Rodrigo Mannara, Diego Manicero, Gonzalo Belloso, Mario Regueiro y Facundo Castillón.

1 comentario en “De Lanús a Avellaneda”

  1. Perdón, pero se olvidaron de dos que vinieron para ascender a Racing Attadía y Sicher autor del gol a Atlanta en el último partido en la B de La Acadé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba