"De chico, Chila Gómez era un grandote habilidoso”

"Andá al cyber, está ahí...". A menudo, Lisandro Digiuni recibía esa indicación cuando pasaba por el domicilio de Gastón Gómez a buscarlo en el auto para llevarlo al entrenamiento. Con el dato que le daba la mamá del pequeño, Digiuni procedía a iniciar el camino que ya conocía: se subía al coche, se dirigía hacia uno de esos locales que en su momento fueron furor y ahí empezaba la tarea de despegar a Chila Gómez (el hoy uno de Racing) de uno de los juegos que lo atrapaban.

"Era un chico al que le gustaba el fútbol, pero más jugar en los cybers... Yo vivía a la vuelta de su casa. Él tenía 10 años", cuenta quien por aquel entonces era su entrenador en el club Atlético Mar del Plata. Eran tiempos de pereza, distantes de un futuro que le forjó el compromiso con el trabajo de pelea por sus sueños de futbolista. Un día llegó a Racing. Otro debutó en la Primera, en 2017. Y otro, el lunes, se transformó en héroe al atajarle un penal a Boca, en la definición que colocó a su equipo en al final de la Copa de la Liga. Y con el agregado valioso de haber reemplazado a Gabriel Arias, la gran figura de la Academia, sin que le pesara.  

Racing, Digiuni, Chila Gómez
Chila junto a Lisandro Digiuni, el día que llegó a las Inferiores de Racing.

Lo mandaron al arco, pero siempre los tentó ponerlo en el medio

De inicios como jugador de campo, de presencia impactante por su porte físico, en la escuelita de fútbol "Guillermo Trama" sabía pararse de cinco. Repartía la pelota de manera prolija y ensayar remates potentes de lejos cuando venía el espacio. El arco no lo enamoraba, hasta que nunca más lo soltaría. Pero llegó al buzo casi por obra del azar. "Si hubiéramos tenido otro grandote para el arco, a él lo hubiéramos dejado en el centro de la cancha. Porque si bien era muy grandote para su edad, era habilidoso. Era mucho más alto que sus compañeros. Imaginate que a los 13 ó 14 años ya medía lo mismo que ahora (1,90 metro)", recuerda Digiuni, quien empezó a dirigirlo en 2007 en Atlético Mar del Plata, junto a Diego Becchi, Profe que ya lo había tenido en la escuelita de Trama.

El lungo dejaba a todos boquiabiertos con su marca registrada: "Le pegaba como una mula", jura su ex entrenador, y cuenta que ese golpe fuerte de pelota llevaba -y lleva- un registro familiar directo: "Tenía la misma patada de caballo que la Chona Gómez, su papá. Él era wing izquierdo, corpulento, fuerte. Muy bueno. Jugaba en el Círculo Otamendi".   

-¿Qué condiciones le veían a Gómez cuando ya se había consolidado en el puesto de arquero?

-Ya de chico era un arquero moderno. Jamás fue un arquero de los tres palos. Pateaba los tiros libres. Y siempre que recibía la pelota, salía jugando buscando opciones. A los 15 años ya tenía todos los conceptos de la defensa en zona, cuándo la línea de cuatro tiene que ir adelante si la pelota está cubierta, cómo replegar, cómo tiene que ser el cierre del lateral del lado contrario, quién debe quedar sobrando, con cuánto quedar en línea para dar el paso adelante... Todo eso él ya lo manejaba a la perfección. Es muy raro que un chico, a esa edad, tuviera más conceptos que los mismos arqueros de Primera que teníamos nosotros. Tenía esa capacidad de aprender mucho y muy rápido, es muy inteligente.


-¿Cómo se dio su llegada a Racing?

-En 2011, por ahí. Cuando Pablo Cavallero (ex arquero) se fue a vivir a Mar del Plata porque tenía a su familia ahí, se gestionó, junto a Grondona, una especie de Selección Sub 15 alternativa que se entrenaba ahí. Después quedó trunco, pero inicialmente Gastón estuvo adentro de eso. Cuando hicieron las pruebas en Ezeiza, Chila no quedó. Eso le produjo una gran frustración.

La mano que le dio Digiuni a Chila Gómez para que llegara a Racing

-¿De qué manera siguió la historia?

-Un día me llamó la madre para decirme: "Gastón está muy deprimido, no se quiere levantar de la cama, no tiene ganas de hacer nada". Me fui hasta la casa, tomamos unos mates. Yo estaba buscando un entrenador de arqueros. Y un muchacho me contó que trabajaba para una empresa de Gustavo Piñero (ex entrenador de arqueros de Racing y la selección argentina), con entrenamientos que tenían máquinas que lanzaban pelotas y demás. Me dijo que iban a hacer un viaje a La Plata. Le pregunté cuánto valía el viaje. "300 pesos", me dijo. Serían 1000 pesos a plata de ahora. Se lo pagué. Pero a Gastón le dije que le había conseguido una beca porque lo querían ver desde la lata. Estaba muy motivado, Ahí fue que lo vio Piñero y le dijo que se fuera a Racing. Yo lo acompañé.

-¿Qué recordás de aquel día?

-Nos tomamos el bondi de Mar del Plata directo a Avellaneda. Paramos en una estación de servicio a las 5 de la mañana. Estábamos regalados... Esperamos a que abriera el Tita, a las 8. Y ahí Colombatti (Miguel, ex coordinador de Inferiores) quedó muy impresionado cuando lo vio porque jugaba muy bien con los pies y porque, sin hacer fuerza, ponía la pelota en el área contraria.

Desde hace varios años, en el ambiente del fútbol Gómez dejó de ser llamado por su nombre. Todos lo conocen como Chila Gómez al primer suplente de Arias en Racing, apodo de autoría del mismísimo Digiuni. "Yo le puse así porque era muy parecido físicamente a Chilavert. Tenía el pelo rapado, atajaba con un buzo, unas bermudas y unas medias feas. Pero era todo de negro. Era Chila...".

El recuerdo del DT que lo tuvo en el Baby

Diego Becchi es la otra persona que conoció a Gastón de chico. Incluso, antes que Digiuni. "Era muy chiquito, jugaba en cancha de baby. Tenía un cañón en la pata. En cancha de 9 podía jugar de cualquier cosa.A él le gustaba jugar de 5, pero a nosotros lo que más nos costaba era conseguir un arquero", evoca. Y repasa cuál fue el click de Chila según su visión: "Tuvo una explosión de entrenamiento serio después de los 12 ó 13 años. Con Lisandro, que éramos dos Profes apasionados del fútbol, le veíamos condiciones. Le quemábamos la cabeza. A medida que empezó a entrenarse, echó  más físico y condiciones. Incorporó conceptos... Se vería que empezaba a ser algo más serio".

Al día de hoy, Gastón integra un grupo de WhatsApp del que participan sus ex compañeros de Atlético Mar del Plata, d e la categoría 96. "Él quiere mucho al club. Hay pibitos -dice Becchi, orgulloso- que ya saben que Chila jugó ahí y es un referente para ellos". Previo a su llegada a la Academia, el arquero pasó por una prueba en Estudiantes, a la que llegó por intermedio de Trama. Finalmente, el destino lo llevó a Racing.

Así, Chila le atajó un penal al Pulpo González en la definición que Racing le ganó a Boca.

Chila Gómez supo atravesar los momentos difíciles en Racing

Superó adversidades, como la rotura de un ligamento cruzado en una rodilla o el Covid-19, hace un par de meses. Se armó de paciencia, esperó sus chances en la Academia, donde atajó 12 partidos desde su estreno en 2017. Por la citación de Arias a la selección de Chile, fue titular contra Boca. Y además de destacarse en los penales, durante los 90 dio muy buenas respuestas. Sus tapadas fueron las de varios... "Antes del partido le mandé un mensaje. Yo soy fana de Racing, como mi hijo. 'Vamos a estar todos atajando con vos'", le escribí. Fue une alegría enorme verlo ahí. Lo vi bien en el partido, sólido, muy atento".

Lisandro Digiuni y Diego Becchi, dos personas que conocen a Chila Gómez desde su cuna futbolística, brindaron una radiografía completa del arquero de 25 años.

8 comentarios en “"De chico, Chila Gómez era un grandote habilidoso””

  1. Excelente persona, muy buen chico, merece este momento por el que está pasando, lo conozco de chiquito, orgulloso por verlo en dónde está. Nuestro querido RACING sigue sacando arqueros de categoría, Cejas, Bizarro,Romero, Cubito Cáceres, Nacho Gonzáles, Juan Musso , Chila Gómez y muchos chicos que están trabajando a diario en las inferiores. Todo esto gracias a los entrenadores de arqueros y al coordinador Miguel Gomis y todos los profes y técnicos. RACING CUIDA A SUS CHICOS DE INFERIORES. DR. Villalta, Carlos Enrique

  2. Muy buena nota !Mucho sacrificio para llegar y mucha paciencia para esperar el momento, no es fàcil el puesto de arquero, màs cuando tenès adelante un gran arquero como Arias. Pero bueno, ya demostrò que puede y seguramente tendremos otro gran arquero por un tiempo màs, hasta que tenga la oportunidad en un futuro de asegurar su estabilidad econòmica, seguramente en el exterior. Muchos èxito Chila !!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba