En Bicho, Bicho yo me convertí

La Academia visitará este sábado La Paternal para enfrentar a Argentinos en un partido correspondiente a la séptima fecha de la Superliga. Para que vayas palpitando la previa del encuentro, RdA te deja una formación conformada por jugadores que vistieron las casacas de la Acadé y del Bicho.

Hauche, campeón con Racing, vistió ambas camisetas.

Bajo los tres palos encontramos a  Ubaldo Matildo Fillol. El Pato, arquero campeón del mundo con el Seleccionado Nacional en 1978, tuvo dos pasos muy buenos por Avellaneda, el segundo de ellos coronado con la conquista de la Supercopa Sudamericana en 1988. También mostró sus enormes condiciones de arquero en Argentinos Juniors, donde fue el portero titular durante el año 1983.

Como zaguero central ponemos a Matías Chaco Martínez. El nacido en Resistencia surgió de las Divisiones Inferiores de Racing, donde jugó hasta el año 2012. Su pico de rendimiento lo alcanzó en aquél equipo dirigido por Ricardo Caruso Lombardi en el Clausura 2009. Convirtió 10 goles con la camiseta de Racing, siendo la mayoría de cabeza, su fuerte en ambas áreas. Tras un fugaz paso por el fútbol italiano, donde prácticamente no tuvo participación en el primer equipo del Siena, fichó para el Bicho en el año 2013. Allí jugó un semestre en aceptable nivel.

Otro infaltable en la zaga es el Negro Carlos Galván, un robusto zaguero central salido de las inferiores racinguistas, que jugó seis temporadas en la Primera de la Academia. Participó de la gran campaña del equipo que terminó segundo en el Apertura 1995 y del plantel que en 1997 llegó a semifinales de Copa Libertadores. Ya en el final de su carrera se afianzó como marcador central en el elenco de La Paternal. Actualmente es entrenador en el fútbol peruano.

Por la izquierda de la defensa ubicamos a Carlos Mac Allister. Antes de involucrarse en la política, el Colorado era un lateral por izquierda con muchísima marca y carácter para jugar los partidos importantes. Arrancó su carrera en el Bicho y tras varios  años de jugar  en Boca cruzó el puente para llegar a Avellaneda y desenvolverse en el conjunto que dirigía Alfio Basile. En Racing mostró un nivel aceptable y permaneció en el equipo hasta mediados de 1998. Sus tres hijos integran el plantel de Primera de Argentinos en la actualidad.

Por la derecha del mediocampo le damos vía libre a Julio Olarticoechea, campeón del mundo con la Selección en México 86. El Vasco nació en Saladillo, Córdoba, y debutó en Racing en 1976, donde permaneció hasta 1981. Luego de pasar por varios clubes de nuestro país, Argentinos incluido, y de tener la chance de jugar en el fútbol francés, volvió para Avellaneda en el segundo semestre de 1988.

Repasando la línea de volantes no podemos olvidarnos de Claudio Cabezón Marini, una fija en el Racing de los 90’ y que en el epílogo de su carrera tuvo un gran suceso por Argentinos Juniors, convirtiéndole un verdadero a San Lorenzo, en el cual apiló medio equipo rival y definió a lo grande.

Como mediocampista central lo incluimos al Lobo Ledesma, el elegante volante que brilló en varios ciclos en La Paternal y se retiró del fútbol profesional hace unos pocos meses. El ex jugador de River y de San Lorenzo tuvo también, aunque pocos lo recuerden, un paso trunco por la Acadé en 2005, donde jugó escasos partidos como titular y en bajo nivel.

Un volante creativo que anduvo por ambos equipos fue el chileno Milovan Mirosevic, quien arribó a Racing a principios de 2003 con Osvaldo Ardiles como entrenador. El chileno tuvo una aceptable etapa con la camiseta racinguista, dónde su rendimiento fue de mayor a menor hasta el año 2005. Luego también jugo el Bicho, donde mostró  ráfagas y destellos de su  calidad.

En la ofensiva sin duda alguna ponemos a Gabriel Hauche, pieza fundamental en el campeón 2014. El Demonio llegó a Racing para jugar el Clausura 2010 de la mano de Claudio Vivas y tras pasar épocas bravas, terminó de ganarse a la gente por su sentimiento hacia el club y sus goles importantes. El delantero  surgido en Temperley  la rompió toda en La Paternal, donde desplegó todo su potencial y mostró sus credenciales para venir a Racing. Hace ya varias temporadas que juega en el fútbol mexicano.

Como puntero por izquierda lo mandamos a la cancha a Walter Fernández, aquel wing  picante y goleador de Racing de fines de los 80, integrante del equipo que ascendió en 1985 y un par de años después logró coronarse en la Supercopa. Walter, quién en la actualidad es cantante y fanático de la música, jugó también en el Bichito en sus primeros años de carrera.

De centrodelantero lo ponemos a Nicolas Pavlovich. El Buitre se formó en Newell´s y arribó a Racing a mitad del 2002 para integrar el equipo que conducía Osvaldo Ardiles. Estuvo un año en la institución en gran nivel, donde marcó varios goles y dejó un grato recuerdo. Se fue de Avellaneda hacia el fútbol alemán. En la Argentina, uno de los tantos equipos que integró fue Argentinos: jugó dos temporadas entre 2008 y 2010.

Como director técnico lo sentamos a Ricardo Caruso Lombardi, de buen pasado en La Paternal y en Avellaneda, para que haga de las suyas.

En un 3-4-3, el equipo formaría con Ubaldo Fillol; Matías Martínez, Carlos Galván, Carlos Mac Aliister; Julio Olarticoechea, Claudio Marini, Cristian Ledesma, Milovan Mirosevic; Gabriel Hauche, Walter Fernández y Nicolás Pavlovich. En el banco esperan Pablo Migliore, Damián Facciuto, Santiago Nagüel, Enrique Triverio, Norberto Ortega Sánchez y Roberto Saavedra. DT: Ricardo Caruso Lombardi.

2 comentarios en “En Bicho, Bicho yo me convertí”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba