Estudiantil cortó la racha de Racing en básquet

En una noche fatídica y para el olvido, el básquet de Racing cayó por 61-76 ante Estudiantil Porteño por la séptima fecha del Torneo Federal  en el Centro Deportivo. La seguidilla de partidos en una semana pudo haber jugado una mala pasada, tanto en lo físico como en lo deportivo. Todo lo que se vio en las últimas fechas, no se hizo presente en la noche del viernes en  Avellaneda. Desaparecieron la garra, los buenos movimientos de balón y las defensas impenetrables. Peor aún, se lo llevó el rival. Parecería que hubo cambios de camiseta y sus chips, porque lo que venía siendo deficitario para uno terminó siendo para el otro.

Desde el arranque, Estudiantil Porteño se paró en una zona 2-3, un obstáculo nuevo que le presentó el rival al equipo de Germán Intonio. Y funcionó. Los primeros cincos minutos, Maximiliano Segón fue el estandarte de un equipo que no podía romper la valla defensiva. Durante casi siete minutos y medio, Racing sólo cosechó cinco puntos, justamente de él. Encima, costaba volver a defender rápidamente y Porteño se abusó de eso. Salió rápido y encontró mal parado a la Academia. Lo peor llegó faltando cuarenta segundos para el final del cuarto, cuando los de Avellaneda presionaron en defensa para incomodar al rival. Sebastián Álvarez intentó cortar un contra golpe que terminó lesionándolo y no pudo seguir en cancha. Así, al finalizar el periodo la academia caía 10-17.

El segundo cuarto, mientras todos los presentes esperaban una reacción del local, el visitante dio el golpe final. Bien plantado defensivamente, saliendo rápido en superioridad e incomodando a la hora del tiro, logró estirar la distancia. A falta de casi tres minutos y medio para el cierre de la primera mitad, eran 17 puntos (13-30). Luego del minuto pedido por el banco local, Racing presionó en toda la cancha y consiguió sacar una racha de 7-2 para irse al descanso del medio tiempo por 20-32 abajo. Un partido de bajo goleo, pero lo más mínimo hacía diferencia en la noche y eso se hizo notar .

El empuje de la Academia no alcanzó

Con la segunda parte en marcha, la Academia parecía ir por todo, cueste lo que cueste y arriesgando por demás. Con empuje y garra, llegó a bajar la diferencia a seis (34-40) con cinco minutos por jugarse. Sin embargo, otra lesión trajo dolor de cabeza en Avellaneda, Sebastián Burdman salió del campo con problemas en los ligamentos cruzados. La noche, se puso más oscura y la Acadé se fue abajo en el tercer cuarto por 40-52.

Los minutos finales, fueron más empuje que otra cosa. Llegó a reducir, por momentos, la diferencia a nueve, pero Estudiantil Porteño volvió a escaparse con algún triple de Crespo o con el juego de poste que proponía Pires. Para colmo, Burdman probó jugar unos minutos más con el resultado adverso para proponer el empuje que suele dar, pero duró sólo cuatro minutos más en cancha. No hubo tiempo para más, cayó Racing por 61-76 ante Porteño y cuenta con un récord de cuatro victorias y tres derrotas. La próxima fecha será el domingo cuando tenga que visitar a Estudiantes de La Plata en City Bell a partir de las 21.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba