Luana Muñoz y cómo debe crecer el fútbol femenino

Es una de las nuevas incorporaciones del Racing de Antonio Spinelli, pero su historia vinculada al club es muy fuerte. Cuando hablamos de raíces Académicas o de sangre celeste y blanca, tranquilamente ella podría ser un ejemplo de esto. De patear entre adoquines en la calle Corbata, hasta el fútbol profesional. Pasando por el papi fútbol, hasta las Universidades de Estados Unidos. Si algo que no se pierde es el amor por la camiseta. Ella es Luana Muñoz, jugadora del equipo de fútbol femenino de Racing, y en este portal tuvimos una charla mano a mano para conocerla un poco más. En esta segunda entrega, vamos a conocer su mirada de la actualidad del fútbol femenino en la Argentina y cómo decantó su llegada al club.

-¿Cómo te sentís con este desafío?

-Yo tenía en cuenta que hacía tiempo no venía entrenándome con un equipo, más o menos desde octubre que venía entrenando todos los días sola. Las pretemporadas suelen ser fuertes, con gimnasio y trabajos duros de campo. Estaba con muchas expectativas. Por suerte, no sentí que haya estado mal o que haya una diferencia con las chicas. Me sentí a un excelente ritmo y eso me deja tranquila de cara a lo que viene. Estar bien físicamente es algo muy importante a la hora de competir, sabiendo que todo ese desgaste físico que se está dando ahora me va a dar la oportunidad de ir trabajando la precisión.

El momento de la firma de Luana con la Academia. Foto: @RacingClub

-¿Con qué club te encontraste? 

-Me encontré con un club ordenado. Racing hace mucho tiempo que está apostando y apoyando disciplinas y actividades como antes, quizá, no lo hacía. Entiendo que es un club que está aprendiendo a salir un poco de la centralización del fútbol masculino y mirar más allá de cómo puede crecer en otros lugares que hacen a la grandeza del club. Me encontré con un grupo que tiene muchas ganas de crecer dentro del campo y fuera. Es muy importante que todos, y no solamente las jugadoras, acompañen y tengan una idea clara de lo que significa el fútbol femenino. Más allá de que es Racing, me cautivó el proyecto serio. Y eso para mí es muy importante. En el camino, nos iremos dando cuenta que hay que mejorar, hay que perfeccionar pero me pone muy contenta el hecho de que Racing esté siendo ordenado más allá del fútbol masculino.

-Sos una incorporación rutilante en el fútbol argentino, ¿Lo sentís así o lo vivís de otra manera?

-No me siento para nada de esa manera. Soy una chica joven, que ha sumado bastante experiencia, a la que le gusta muchísimo el fútbol. Más allá de lo que pueda aportar en la cancha, también puedo aportar extra futbolísticamente. Me gusta acompañar a las más chicas, a mis compañeras. Vengo a un equipo que hace mucho tiempo empezó un proceso importantísimo. Hace un tiempo hicieron historia ascendiendo y hoy en día, si bien muchas de las jugadoras ya no están, otras sí. Y siguen formando parte de este proceso. Soy una más que viene a aportar lo que aprendí durante todo este tiempo estando afuera y lo que aprendí en todo aquel tiempo estando acá en Argentina. Sí está claro que hoy vuelvo siendo una persona mucho más completa, mucho más madura, mucho más experimentada.

-¿Cómo fue el día que firmaste el contrato?

-Un lunes, cuando hicimos toda la filmación del video de presentación. Así que fue un día muy activo, arrancamos desde muy temprano a la mañana ideando de cómo iba a ser la presentación vinculada a mi vida con el club. Era algo muy importante, tanto para el club como para mí, bah, más para mí que para el club porque es la primera vez que Racing presentaba a una jugadora de esta manera. Entonces, yo estaba muy nerviosa y ansiosa sobre todo de que todo el mundo se entere que yo era jugadora del club. y, también, todo eso de filmar me dio un poco de vergüenza porque no estoy tan acostumbrada a tener tantas cámaras, pero sobre todo nervios. El día fue alucinante. Estuvimos grabando desde temprano a puro Racing, ja.

Luana Muñoz, figura de Racing, expuso su mirada sobre cómo tiene que mejorar el fútbol femenino en Argentina

-¿Cómo fue la experiencia en una de las universidades y en una franquicias como la de Estados Unidos?

-Está bueno tocar ciertos puntos que hacen a la diferencia de Estados Unidos con Argentina. Primero y principal, la inversión. No estoy hablando de inversión en cifras multimillonarias, ni millonarias, sino que si invertimos cinco pesos, hay que invertirlos en lugares donde es necesario para que esos cinco pesos, mañana, se conviertan en diez. La inversión tiene que estar en la organización.

-¿Y cómo se hace en la Argentina?

-Organizamos cosas para salir del apuro o para organizar algo porque sí. Y ese porque si termina haciendo perder mucha plata por no tener una organización pensada o un proyecto que tenga objetivos a corto, mediano y largo plazo. Los proyectos siempre te van a marcar el camino y las estructuras para que el fútbol femenino vaya creciendo un poco más. Después, hay que generar alianzas inteligentes con sponsors. Por ejemplo, una de las cosas que le está faltando al fútbol femenino argentino es su federalización.

-¿Y eso cuánto afecta?

-Es que se necesita incluir equipos de otras provincias como de Córdoba, Mendoza, del norte, del sur del país. Que no solo esté centralizado en Buenos Aires. Equipos que sean competitivos y que puedan generar el crecimiento del torneo. Eso va a aportar muchísimo más. Después, hay que ver el tema de cómo nos trasladamos. Ese es el momento en el que uno tiene que pensar en esas alianzas inteligentes, en esos sponsors que puedan ayudar a la disciplina y que los sponsors se puedan beneficiar de la disciplina.

-¿Cómo funciona eso en Estados Unidos?

-Esas alianzas y organización son una de las principales claves del éxito. Otra de las clave es la inversión en las juveniles. En Estados Unidos las jugadoras empiezan a entrenarse desde muy chicas. Y de la manera más correcta. Se cuidan en las comidas, tratan de ser aplicadas en muchos aspectos en la vida, cosa que en la Argentina recién están aprendiendo y en una edad tardía. Mucha gente se queja de la falta de competitividad del fútbol femenino en la Argentina. Y eso tiene que ver con la falta de inversión de tiempo de la jugadora, y no porque no queramos, sino porque no existe la posibilidad.

-¿Cómo es la vida de una jugadora en USA?

-En Estados Unidos una jugadora se entrena, trabaja y estudia. Cuando entrenaba y estudiaba, todo giraba en torno al horario del entrenamiento y a los partidos. Es decir, cuando tenía que acomodarse todo, las Universidades acompañaban y eso marcaba la diferencia. Acá no es posible hacer todas esas cosas. El fútbol femenino de Estados Unidos arrancó de la misma manera que en Argentina pero, un día, un grupo de jugadoras y un equipo dirigencial, se encargaron de que la disciplina se desarrollara de la manera correcta.

Clarísimos los conceptos de Luana Muñoz, figura del fútbol femenino de Racing.

4 comentarios en “Luana Muñoz y cómo debe crecer el fútbol femenino”

  1. Marcelo Calógero

    Tan joven y la tiene tan clara !
    Felicitaciones Luana y que la
    Acadé siga bancando el proyecto
    del futbol femenino.-

  2. Bienvenida Luana! Por un Racing cada vez más club, como lugar de encuentro social y deportivo y menos lógica de SA. Es un gran proyecto el de las pibas. Aguante Racing y su gente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba