Por siempre Chino

Lo miramos de arriba a abajo y de reojo. Para qué mentirnos. Cuando Saja era un apellido a secas que venía de Grecia e identificado con San Lorenzo, ni Steven Spielberg hubiera creado un libreto tan perfecto. Ni el propio Sebastián lo soñó cuando sonó su teléfono en un país convulsionado. Fue en 2011 cuando los caminos de Racing y el Chino se cruzaron para nunca más separarse. Parece predestinado. Todo. Desde sentirse olvidado en el AEK hasta encontrar un lugar que fue aprendiendo a querer y que le dio casi todo. Si sus periplos por el mundo lo hicieron hombre, la Academia lo convirtió en padre. A los golpes, sin apoyar su espalda en nadie, aprendió a contener a un grupo de jóvenes futbolistas, de tener que dar la cara todo el tiempo y ser el mejor arquero del país sin tener nunca una chance en la Selección. Eran los tiempos anteriores a Milito. De Cogorno, de armas en el vestuario, de golpes de puño con Teo y algún cartel en su contra en el Cilindro. Tiempos de dar mucho y recibir casi nada. Quizás ahí entendió realmente lo que es Racing. Su hijo Mateo ya llevaba los colores aún sin ver a su papá campeón. Se produjo una conexión extraña. Sin darse cuenta vio cómo su vida pasó de estar en San Lorenzo a Racing. Todavía no era ídolo. Apenas un gran arquero. 

Saja y un penal inolvidable ante Quilmes.

Sebastián superó todos los problemas esperando la llegada de Milito, con quien ya hablaba periódicamente por teléfono. Siempre creyó que podría ser campeón en Racing. Resignó su cinta de capitán y su voz de mando cuando Diego pisó el Cilindro. Pero siempre estuvo ahí para convertirse en el sostén del Príncipe. Su sueño se hizo realidad en 2014. Atajando penales, volando en canchas ajenas y llorando con su hijo a cuestas. Se hizo ídolo por el legado que terminó dejando. Porque se fue a ganar menos de la mitad de su dinero a España porque sentía que ya no estaba a altura del arco de Racing. Fue digno y sincero. Esta noche, en Zaragoza, anunció su retiro. Sólo un paso más para tenerlo nuevamente en casa. Nadie sabe cuándo ni cómo. Pero Saja ya es Racing para la posteridad. 

4 comentarios en “Por siempre Chino”

  1. Despues del pato Fillol el chino Saja es el mejor arquero q hemos tenido!y esta en el podio junto con el gran Agustin M Cejas!Te queremos en Racing chino! Aunque sea tomando unos mates en el predio Tita.....

    1. que lindo seria !!!!!! y poder homenajearte, como corresponde a un idolo !!!!!.creo que el hincha de racing!! estaria muy feliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba