Racing Arias

El Racing de Pizzi construyó un muro

De las dudas a un momento de confianza y tranquilidad, esa es la realidad de Racing pensando en los desafíos claves de este final de semestre. Y esta sensación se refleja claramente en un dato estadístico que genera ilusión pensando en los desafíos enormes que se aproximan.

La Academia acumula cinco vallas invictas de forma consecutiva: dos veces ante San Pablo, frente a Sporting Cristal, San Lorenzo y Vélez. Esta mejora tiene distintos responsables. El máximo es Gabriel Arias, el arquero con mejor actualidad en el continente por el que Racing reza para no perderlo ante Boca. Los rendimientos de Superman y sus memorables atajadas han sido claves para salvaguardar la portería. Pero también hay que darle méritos al funcionamiento defensivo que ha encontrado Pizzi en estas últimas tres semanas.

Sigali y Nery Domínguez crecieron sideralmente en sus actuaciones, siendo otra vez una dupla central de enorme garantía. Ni hablar de la solidez de Mena y Cáceres, de destacadas participaciones tanto en defensa como en ataque. Hasta incluso, esta solvencia, se puede relacionar con el cambio de sistema táctico.

Racing sufrió menos con más delanteros

Pese a lo que indican algunos manuales, colocando tres atacantes (Copetti, Chancalay y Cvitanich) Racing ha sufrido menos en defensa. Es que la presión alta y el jugar más lejos del arco de Arias le aportó mayor seguridad a la Academia. Del 4-1-4-1 con el que jugó en buena cantidad de partidos del comienzo de la era Pizzi, se varió a un 4-3-3 más audaz y con mayor ambición ofensiva, sin desproteger el arco propio.

Todo el conjunto se compromete a la hora de defender y esto resulta muy saludable, a tal punto que se empezó a naturalizar el hecho de que no le marquen goles a Racing. Durante el ciclo Pizzi, sobre 22 partidos, en once de ellos Arias terminó con la valla invicta. Un motivo más para subirse a la ilusión.

4 comentarios en “El Racing de Pizzi construyó un muro”

  1. Q bueno q en Racing ya no se hable de puterio. Q solo sean noticias de q si juega tal o cual jugador. Este es el mejor partido q se pudo ganar. Asi Si Racing.

  2. La mejor defensa que buen ataque...
    Nuestros arqueros siempre, hasta el la mala transmitieron seguridad, todos , los tres.
    La defensa mejoró con la inclusión de los laterales Cáceres y Mena... Pensar que supimos tener a Soto y varios nombres en la otra banda...
    El medio campo mejoro bastante con la inclusión de los pibes y Caramelo que está en su puesto natural, se agrega Piatti que es un jugador de mil batallas con experiencia y Lolo que está recobrando la memoria, pero fundamentalmente la NO inclusión de Rojas mejora significativamente el medio...
    Arriba tenemos delanteros para lastimar, no somos el equipo que gane por una abultada diferencia, porque están comprendiendo que si bien son delanteros, tienen un trabajo importante en la defensa y la recuperación de la pelota.
    Párrafo aparte es Copetti, no es dúctil con la pelota, no es habilidoso, no es un delantero de peligro... Porque si fuera todo lo que no es, ahora estaría en las ligas europeas... Pero Copetti es el símbolo de la resiliencia, de ir por todas como si fuera la última, de jugar como Racing lo necesita en toda la cancha el intenta, amenaza y va y va y vuelve a ir... Creo que alguien como el muestra el camino al resto, el tipo que empuja a otros con el ejemplo. Tenemos mucha suerte de tenerlo con nosotros...

  3. Este ciclo de Pizzi nos enseña a los hinchas de fútbol , a qué hay darle tiempo a los técnicos y a los jugadores para que su trabajo empiece a dar frutos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba