Pablo Caballero, ex Racing, mano a mano con RDA.

"Si me llama Racing vuelvo corriendo"

Quiere volver a su primer amor. Mientras termina de ordenar sus pertenencias para una mudanza, el futbolista que estuvo en Racing desde 2007 a 2009 y luego seis meses más en 2012, atiende a RDA desde España. El tiempo corre porque en unas horas debe dejar la casa y volver junto a su familia hacia la Argentina. Sin embargo, el centrodelantero de 32 años que jugó la última temporada en el Almería, se hace un espacio para hablar, entre otras cosas, del equipo que lo vio nacer futbolísticamente.

Pablo Caballero llegó a Avellaneda desde Totoras, Santa Fe, allá por 2003. Arrancó a jugar en las inferiores en la Sexta y dos años después logró ser el goleador del equipo que salió campeón en Cuarta División, siendo la última vez que esta institución ganó un campeonato en divisiones juveniles. Pero no todas fueron buenas en aquel momento. Siendo sólo un pibe de 20 años, este atacante espigado y de tremendo cabezazo, atravesó momentos muy difíciles en el club. Pese a ello, se le dibuja una sonrisa al recordar que fue parte de una camada de pibes que dejó la piel para sostener al equipo en Primera durante una etapa oscura.

No faltarán en este mano a mano exclusivo de Pali Caballero con Racing de Alma el repaso de su actualidad en la Segunda División de España, su recuerdo de aquella promoción ante Belgrano y su inolvidable debut en Primera ante Independiente. Además, tal cual le ocurre a muchos jugadores surgidos del Predio Tita Mattiussi, confesará su ferviente deseo por volver a ponerse la celeste y blanca. Se tira de cabeza por estos colores.

-¿Cómo se dio tu llegada a la Academia?

-Me fueron a ver a un torneo en Cañada de Gómez en 2002 y anduve muy bien. Después, en 2003, me vine a Racing. Arranqué en el Predio Tita con edad de Sexta. Hice todas las categorías que me faltaban hasta llegar a Primera.

-¿Sabías que la Cuarta División de aquel 2005 es la última que obtuvo un torneo en inferiores?

-No, la verdad que no. No pensé que eramos los últimos en haber ganado un torneo en las juveniles.

-Se te escucha sorprendido...

-Sí, me sorprende bastante. El tema es que los planteles de inferiores se desarman cada vez más rápido. Hay mucha urgencia porque los clubes del fútbol argentino necesian vender. Cada vez hay más chicos en Primera, es lógico que desde Sexta ya se vayan desarmando los planteles.

-¿Qué recordás de ese campeonato?

-En ese momento nos dirigía Jorge Gaspari y tuve la suerte de ser el goleador de ese lindo equipo.

-¿Tuviste muchos compañeros que después llegaron a la Primera de Racing?

-Sólo tres, si no recuerdo mal. Diego Menghi, José Shaffer y Fernando De La Fuente. Después,Pablo González se fue para Italia y jugó en la Serie B. Él no pudo desarrollar su carrera en Argentina pero le fue bien afuera.

-¿Qué importancia tiene ganar un torneo de inferiores?

Generalmente no se les da tanta relevancia a esos campeonatos. Lo importante es que se promuevan jugadores que hayan sido formados y preparados para su oportunidad en Primera.

-Y tu debut de manera profesional fue en un clásico ante Independiente...

-Sí, algo muy poco común. Encima jugué apenas 18 minutos y me rompí el tobillo. Por un lado fue hermoso y, por el otro, muy feo. Me quedó un sabor agridulce.

-¿Cómo reaccionaste al enterarte que debutabas en un partido de esa magnitud?

-Casi que no tuve tiempo a reaccionar. Gustavo Costas estaba en duda si ponerme o no ponerme y terminé apareciendo en el once titular el mismo día del partido, no lo sabía ni yo. No tuve tiempo ni de hacerme la cabeza ni nada, lo dijo ahí en el vestuario. Faltaba una hora para jugar. La cancha estaba explotada. Mis viejos fueron a ver el partido y se enteraron ahí mismo que yo jugaba. Lo poco que jugué, lo disfruté. No me lo borro nunca más de la cabeza.

-¿Te acordás de la jugada de la lesión?

-Sí, me quería morir. Salté a cabecear y cuando caigo, me doblo el pie. Me chocó un jugador de Independiente y me torció el tobillo. Fue una disputa de balón normal y me terminé lastimando sólo. Se me infló todo el tobillo porque se me cortó un ligamento. Terrible.

-¿Y cómo siguió tu carrera en Racing?

-Justo fue a fin de año mi debut, en noviembre de 2007. Ese torneo ya no lo pude jugar y me dediqué a recuperarme del tobillo. Después de la lesión se fue empeorando todo porque estábamos muy mal con el tema del promedio y terminamos jugando la promoción. Fue una época muy dura.

-Se notaba que descargabas mucha tensión cada vez que convertías...

-Cada gol era un desahogo. Se vivía un clima muy difícil en la institución. El más eufórico de esos festejos fue cuando le metí el gol a Godoy Cruz en el 2009 sobre el final del partido

-¿Por qué fue tan importante ese tanto?

-Nos jugábamos un partido clave en la lucha por evitar la promoción. Era la sexta fecha, la cancha estaba explotada. Godoy Cruz se quedó con uno menos pero igual jugó mejor que nosotros. Sentíamos una presión tremenda. Me tocó entrar desde el banco y tuve la suerte de hacer un golazo de cabeza, el más lindo de mi carrera. Salté vallas, salté carteles y hasta hinchas que estaban en esa famosa platea en el campo de juego. Fue un gol clave para iniciar un camino que nos salvó de la promoción. De la mano de Caruso Lombardi nos terminamos salvando una fecha antes del final del torneo ante Gimnasia de Jujuy como visitantes.

"En aquel partido ante Godoy Cruz, iniciamos la remontada para que Racing se salve de la promoción", cuenta Pablo Caballero.

-¿Qué otro tanto con la Academia tenés presente?

-El gol ante River en el Monumental. Fue el primero de mi carrera profesional. Una vez que entró la pelota me puse a pensar en todo el sacrificio que hice para poder llegar a ese lugar. La lucha año tras año, el irme de mi pueblo, vivir en la pensión. Hoy por suerte se ven los frutos de ese trabajo.

-En cuanto a los momentos bravos, te tocó jugar los dos partidos de la Promoción ante Belgrano en 2008.

-Fue una situación muy angustiante, semanas muy duras, de mucha presión. Yo era muy joven y había otros jóvenes también. Era feo porque caía mucha responsabilidad en los chicos en un momento de mucha tensión. Las cosas se hicieron mal durante varios años y los pibes del club tuvimos que salir a poner la cara para salvar del descenso a Racing. Si hacés un repaso, te vas a dar cuenta quiénes terminaron jugando y quiénes no. Ese tipo de partidos no los quiere nadie, aunque para nosotros fue una gran oportunidad.

"Recién unos años después tomé conciencia de lo importante que fue dejar a Racing en Primera", dice Caballero.

-¿Te diste cuenta lo importante que fue para Racing poder safar?

-Recién unos años después tomé conciencia de lo importante que fue dejar a Racing en Primera. Además, pasó el tiempo y la institución creció muchísimo. Veo al club muy encaminado. Los chicos que están en Racing disfrutan de poder estar ahí. En su momento fueron muchas malas y nos tocó poner el pecho pero con la cabeza levantada porque sabíamos que dependía en gran parte de los jóvenes. Me enorgullece ver cómo está Racing y me encanta ser parte de toda esta remontada del club desde 2008 hasta acá.

-¿Qué fue lo más bravo de partido ante Belgrano en el Cilindro?

-Todo fue difícil sinceramente. El Cilindro estaba absolutamente lleno y se respiraba un clima muy tenso. Encima Belgrano tuvo muchas chances claras de gol. Por suerte lo pudimos sacar adelante. Fue un partido que apenas comenzó ya querías que termine y te dijeran que seguías en Primera.

-¿Se festejó la permanencia?

-No, no fue un festejo. Fue más que nada un alivio. Un sufrimiento con final feliz. Era una época muy difícil de Racing. Te das cuenta después de la importancia que tuvo, en ese momento no tanto. Además, tres años después Belgrano le ganó a River la Promoción y lo terminó enviando al descenso demostrando que no era nada sencillo afrontar ese tipo de encuentros.

-Tu segunda etapa en Racing se dio en un mejor contexto...

Totalmente. En 2012, cuando volví, el club ya había dado un giro. Cada cosa se fue poniendo en su lugar con el correr de los años. Con Luis Zubeldía empezaron a aparecer chicos más jóvenes y con muchísima proyección. Era un técnico ideal para un plantel repleto de pibes.

-Pero vos no pudiste jugar demasiado.

Luis me dio la posibilidad y jugúe un par de partidos pero me lesioné nuevamente. Luego fui perdiendo terreno hasta quedar relegado.

-Si bien son pocos goles en Racing, varios fueron importantes para el club.

-La verdad que fueron casi todos goles importantes y agónicos. Siento que hice goles muy importantes para ese momento de Racing. Le pude convertir tanto a River como a Boca, y marqué en algunos partidos muy bravos.

-¿Te gustaría tener tu tercera etapa en la Academia?

-Sin dudas. Si me llama Racing vuelvo corriendo. Sería un honor y un privilegio poder regresar. En su momento me tocó bailar con la más fea, era un momento bravo. Sería muy lindo tener una chance ahora que el club atraviesa un momento bárbaro.

La actualidad del ex Racing en España

-¿Cómo va la vida en Almería?

-Acá, el fútbol se terminó hace un par de días. Se me terminó el contrato con Almería así que hasta no resolver mi situación nos vamos a mudar. Estamos hablando, yo me quiero quedar pero hay que ver cuál es la propuesta. Mañana ya me voy para Argentina así que la casa la tengo que dejar. Yo acá estoy con mi señora y mi hijo. Cuando estás sólo no pasa nada, armás una valijita y ya está. Ahora es diferente.

-¿Pensás que hay chances de quedarte en Almería?

-Sí, este año no jugué casi nada. De entrada, el técnico me avisó que no iba a contar conmigo, que pretendía otros refuerzos, con otras características. Al final no vino nadie, me quedé a pelearla y se me hizo muy difícil. Me dio un par de minutos en los últimos tres partidos e hice dos goles. Terminé muy bien. No iba a continuar acá pero, por ahí, con estas últimas actuaciones me pueden llegar a querer retener.

-¿Se acostumbra el jugador a este tipo de situaciones?

-El entrenador que acaba de dejar su cargo (Francisco Fernández Díaz) supuestamente quería contar con futbolistas más jóvenes. La carrera de cada jugador depende de estar en el momento y lugar indicado. A veces te toca un año bueno, donde un entrenador te banca, te salen bien las cosas y ya está, te cambia tu carrera. Y también está lo negativo. Por ahí vas a un club donde el DT no te quiere y te terminás yendo porque no jugás. Es una profesión muy cambiante.

-Tan cambiante que un día apareciste en China...

-Sí, je. Me fui a jugar al Qingdao Jonoon de China. Fui junto a mi esposa y disfrutamos mucho de vivir allá, a pesar de que las costumbres y el idioma resultaban un poco difíciles.

-¿Cuesta la adaptación?

-Lo que más me costó fue entender qué quería el entrenador de mi. Tuve de DT a un koreano pero que hablaba en su idioma natal. Tenía también la ayuda de un traductor pero se hacía difícil comprender las indicaciones. Estuve seis meses e hice tres goles. En cancha podíamos estar como máximo seis extranjeros en el plantel, y tres de ellos es el límite en el equipo titular. Por eso sólo me pude quedar seis meses.

Caballero todavía no sabe si seguirá jugando en el Almería, equipo de la Segunda División del fútbol español.

-¿Cómo se dio tu llegada al fútbol europeo?

-Tenía decidido irme del fútbol argentino para jugar en Europa. Esperé la chance hasta último momento y por suerte me salió la oportunidad de ir al Lugo de la Segunda de España. En principio firmé por seis meses pero como me fue muy bien decidieron hacerme contrato por dos temporadas más. La verdad que me fue muy bien y me abrió las puertas de Europa para poder seguir en España.

11 comentarios en “"Si me llama Racing vuelvo corriendo"”

  1. Disculpe Caballero, tenemos algunos ejemplares pidiendo pista, Rentería y otros capaces de hacer maravillas. Saludos...!!

  2. Muchachos, es verdad que no encajaria en Racing hoy, pero no hace falta insultarlo, díganlo con moderacion. Fue un pìbe que despertó muchas esperanzas, con un físico interesante y que despues se fue apagando, aunque siempre fue un delantero peligroso. Eso les pasa a muchos pibes de las inferiores pero hay que seguir probando. Y no perdamos el respeto a alguien que quiere a Racing.

    1. MORO DE U. S. A
      DON==RICARDO==LEER UN ESCRITO. DE....UN. HOMBRE DE BIEN.....SIEMPRE..NOS HACE. BIEN..
      TU. NOTA..TAN CONSTRUCTIVA........LA. LLEVARE EN MI SENTIR. .......POR EL. RESTO. DE MI VIDA...
      SEGURO QUE TODOS LOS QUE LA LLEGAN A LEER..TE LO VAN A. AGRADER....UN ABRAZO..CHAU. MORO DE U. S. A

    2. MORO DE U. S. A
      Agregando esta nota....en relación..al. gratuito. insulto que....muchs veces......estamos incluidos
      =============================
      alla por los anos..40..en la bombonera..jugando. en preliminar del. partido principal..los equipos. de .la tercera...segundo. los insultos ..al. jugador de los. hinchas..peor imposible...al lado. mío..
      un hombre..de te3emendo. físico..de. sienta y. llora ..llora y. llora.......sin poder conteneece.....
      me agacho. y le pregunto si se. siente .mal..me mira sin contestarme en. el. momento. y sigue llorando..conclucion.....era el padre del. jugador...que todos. repudiaron.....seguimos hablando
      ===============================
      ya calmado. el. hombre..me cuenta..nada. comparo en mi vida ver a mi hijo. jugar en el. club de nuestros amores...el. es socio de. que. nació como toda mi familia....y nunca me imagine pasar un momento como este..de tanto. dolor..eso. estoy contento como reaccione..ya que....... si. le hubiera pegado. . a uno........asta puedo matarlo.....en fin ........ojala que este cuento..veridico..
      que este escribiendo.........sea favorable cuando. lo mande a todos los que...... lo estén leyendo
      un abrazo. chau Moro de U. S. A

      1. MORO DE U. S. A
        la conciencia de mi hermana que viejo. pelotudo..lo pence pero. no lo escribí..el. jugador que insultaban. fue que en. el. segundo. por una falla de. el. vino. e gol delos bosteros..chau. y perdón por mi descuido..

  3. si queres ayudar a racing firma para el bojo así aseguramos 0 goles y su descenso. Con todo respeto 6 goles en 4 temporadas. Anda para Independiente ahí te agradeceríamos más. Suerte en el ascenso español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba