"Tuve compañeros que están muertos"

 

Roger Martínez (Cartagena de Indias, Colombia, 23-06-94) aterrizó en España este mercado de invierno, desde China. Allí llegó procedente de Racing de Avellaneda. Muchos km con 23 años y muchos goles que espera repartirse en el Villarreal con su compatriota Carlos Bacca. También es su sueño el Mundial, lo quiere cumplir por él y por los compañeros que no pudieron llegar por las drogas y la mala vida.

Pregunta: ¿Qué tal sus primeras semanas? ¿Ha notado la presión por ser el supuesto recambio de Bakambú?

Respuesta: Estoy muy tranquilo, pero muy motivado por hacer las cosas bien, pienso en ponerme bien cuanto antes y que cuando entre en la cancha, demuestre lo que he sabido hacer siempre. Soy un delantero potente, fuerte, habilidoso... Me han recibido como una familia.

P.: ¿Qué espera de usted el míster?

R.: Me pide que tenga mucha profundidad, aquí los delanteros corren mucho al espacio. Estoy enfocado en eso, en adaptarme lo más rápido posible.

P.: Con Carlos Bacca ya había coincidido.

R.: Eso es un plus para intentar de aprovechar y adaptarme lo más rápido teniéndole a él al lado, aprendo mucho. Hemos compartido ya entrenamientos, partidos con la Selección y aquí con el día a día nos vamos a llevar mejor. Estuve hablando con él, de la idea del entrenador con los delanteros, que tengan mucha dinámica, que viniese muy mentalizado. Estoy muy a gusto con estos compañeros y me voy a sacrificar por ellos.

P.: Usted es otro ejemplo de chico joven que si la pelea, puede cumplir sueños:

R.: No hay excusas, nunca es tarde para cambiar y luchar por lo que no quiere, para el que cree todo es posible y hay que mentalizarse de que si persistes, se consigue. Cuanto más difícil sea todo, es cuando más grandes son después las bendiciones.

P.: ¿El futbolista colombiano tiene un gen distinto al europeo por eso que me está contando?

R.: Sí, porque todo lo que vivimos en nuestro país nos fortalece como persona y en el fútbol, viene uno con hambre y con esas ganas de hacer las cosas bien. Yo siempre me meto en la cabeza que tengo que hacerlo por mi familia y por los jóvenes que te miran. Como futbolista hay muchos chicos que se fijan si das buen ejemplo.

P.: ¿Usted qué espera de estos seis meses?

R.: Demostrar al club y a la afición lo que puedo dar y ojalá se dé la oportunidad de quedarme, sería un sueño para mí. Y estar en el Mundial, que es una motivación que me hace esforzarme el triple. Pero primero tengo que ayudar al Villarreal.

P.: En año de Mundial, los futbolistas seleccionables dan un poco más de sí, ¿cierto?

R.: Claro que sí, estar en un Mundial es el sueño de todos y si tienes la oportunidad de estar compitiendo por eso, uno da el triple de lo que da normalmente. Te automotivas el doble porque también hay jugadores en tu puesto que están luchando por lo mismo.

P.: El Villarreal ya estuvo interesado en usted hace un par de años.

R.: Estando en Argentina ya lo supe. Quise venir pero no se dio, y ahora no lo dudé ni un instante. Ha sido la mejor decisión, los compañeros son impresionantes, el club...

P.: Se ha hecho futbolista en Argentina, pero no en equipos de arriba, eso le habrá curtido...

R.: Siempre la he luchado. Yo me fui de Colombia a los 17 años a Argentina, a luchar por el sueño de ser futbolista. En Racing me abrieron las puertas y ahí fue donde debuté como profesional. Luego me mandaron a préstamo a Santamarina de Tandil, en la B, y fue difícil, un cambio no muy bueno, pero lo tomé con mucha humildad y paz, pensando en seguir creciendo. Volví a Racing, de ahí a Aldosivi, donde me dieron continuidad. De vuelta en Racing empecé a marcar goles y ya surgieron las oportunidades del Villarreal. No la estaba pasando bien, y salió lo de China con la condición de que en un año me viniese a Europa, al Inter o a España.

P.: A Racing le costó confiar en usted, ¿cayó en el desánimo?

R.: En esos momentos era muy difícil, me pasaban dudas, miedos por mi cabeza. A veces pensaba que no iba a llegar a ser el futbolista que siempre quise, que no iba a marcar diferencias pero siempre he sido muy creyente y Dios me dio las fuerzas, a demás de mi familia, que siempre me apoyó Nunca dejé de persistir y uno siempre encuentra el premio al no rendirse.

P.: ¿Qué papel tiene la Fe en su carrera?

R.: Dios es lo primordial que uno tiene, mi familia tiene a Dios también, si no, sinceramente, no sé qué hubiera sido de mi vida. Siempre ha estado ayudándome y no todos han podido, algunos se pierden en el alcohol, las drogas... Siempre he tenido personas buenas a mi alrededor. Glorificaré a Dios allá donde vaya.

P.: ¿Corrió muchos riesgos en Colombia?

R.: En el lugar donde nací, sí. Tuve muchos compañeros que hoy están muertos, los mataron, o acabaron perdidos en las drogas. Otros han luchado por ser alguien en la vida y lo han logrado. Por eso se pierden muchos talentos, es una lástima verles.

P.: Pero a veces se quiere y no se puede.

R.: Claro, he visto a algunos que quieren tener otro tipo de vida y lo intentan pero caen de nuevo, no tienen a alguien que esté ahí con ellos apoyándole. Cuando uno tiene al lado a alguien que le incomoda o fastidia porque le dice las cosas, ahí está al cambio, porque te pone a pensar. Mis padres me decían lo que no debía hacer y me enojaba, pero ellos no querían que me perdiese. No ha sido fácil pero todos tenemos momentos difíciles y pruebas que pasar.

P.: Tiene sólo 23 años y ya tiene experiencia en varios países.

R.: Todo está llegando en el momento justo, es lo que siempre he soñado, ha sido un buen camino para llegar a España. Espero que las cosas empiecen a salirme bien.

P.: ¿Qué pueden aportar los futbolistas colombianos a España?

R.: La alegría, la fe, el positivismo de siempre hacer las cosas bien. A mí no me gusta perder, siempre quiero estar arriba. Tengo fe de que las cosas van a salir bien. Cada vez que subes un escalón de triunfo, debes subir dos de humildad. Yo estoy subiendo uno estando aquí pero debo tomarlo con mucha humildad, tratando de estar tranquilo, aun sabiendo que es un gran desafío. Tengo que coger mucha confianza.

P.: ¿Mantiene contacto con Pekerman?

R.: Está muy pendiente de mí, estando en China también, así que estoy muy motivado y feliz.

P.: ¿Cómo es su Selección?

R.: Es una familia, tiene una fuerza que no creo que muchas selecciones la tengan. Eso es lo mejor: somos como hermanos donde todos se apoyamos, estamos siempre unidos, con una alegría impresionante que se nota nada más entrar al vestuario. Estamos muy ilusionados con llegar más.

Fuente: Diario Marca.

2 comentarios en “"Tuve compañeros que están muertos"”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba