Jugó en un Racing Top y se retira a los 30 años

Hace rato que se fue de Racing. En ese momento, llegó como una de las grandes promesas. Había una gran ilusión, en medio de un plantel donde llovían las figuras. Un equipo Top que inexplicablemente no pudo coronar. Pero él tuvo la posibilidad de compartir vestuario con esas figuras, de disfrutar de al menos seis meses de un club gigante, de Copa Libertadores y de codearse con los mejores. Ahora, siete años más tarde y siendo muy joven, decir cortar su carrera. Damián Schmidt se retiró del fútbol a los 30 años.

Su cuerpo dijo basta. Las reiteradas lesiones en una de sus rodillas no dieron para más, no lo dejaron seguir haciendo lo que más le gustaba: jugar a la pelota. Damián Schmidt tuvo que colgar los botines después de probarlo una y otra vez. Y como quiere seguir ligado a la redonda, tiene en mente empezar su carrera como entrenador.

En Racing fue fugaz su paso, pero tuvo el privilegio de compartir plantel con jugadores Top. Un equipo de elite para el fútbol argentino. En la Academia jugó con tres actuales campeones del mundo y con los últimos dos máximos ídolos de la institución. Llegó en enero de 2016, cuando Facundo Sava era el entrenador. Un plantel que tenía a Diego Milito y Licha López. Que también contaba con Rodrigo De Paul, Lautaro Martínez y Marcos Acuña. A estos cinco se le sumaban más jugadores de jerarquía. El Chino Saja, Gustavo Bou, Oscar Romero, Roger Martínez. Una selección.

Damián Schmidt no se olvidará de su pasó por el club ni por asomo y menos ahora tras su retiro. Será un recuerdo inolvidable. Poco le importará que apenas haya jugado cuatro partidos en seis meses. Porque duró un semestre en el club, pese a que llegó como un refuerzo interesante. No pudo rendir como esperaba, pese a que venía de ser uno de los mejores de Instituto en 2015, y a mitad de año se fue a Unión la Calera.

Además de Racing, los otros clubes de Damián Schmidt antes de su retiro

Sin dudas que Racing, por el plantel que le tocó estar y por el momento, fue de lo mejor de su carrera. Se dio la chance de ser parte de una Copa Libertadores y se compartir día a día con jugadores que hoy son de elite mundial. Pero antes y después tuvo otras experiencias el defensor.

Damián Schmidt Racing retiro
Damián Schmidt se retiró. Pasó por Racing en 2016.

Damián Schmidt comenzó en Instituto, luego de un primer paso por General Belgrano de La Pampa, donde debutó profesionalmente, jugando en el Torneo Argentino C. De Córdoba a Avellaneda, siendo un pibe con muchos sueños. Pero no funcionó en un Racing Top y se fue a Unión la Calera. Luego, tuvo una más que digna carrera pasando por clubes como Puebla de México, San Martín de San Juan, San Martín de Tucumán, Colón de Santa Fe, Macará de Ecuador y Martina Calcio de la Serie D de Italia, su último equipo.

“Llegó el día que sabía que iba a llegar, pero no de la manera y en el momento que llegó. Quiero hacer esta carta en agradecimiento a todos los que estuvieron al lado mío acompañándome y apoyándome en todo. Hoy me retiro como futbolista profesional. Mis rodillas no dan más y después de numerosos tratamientos, operaciones, inyecciones, medicamentos, y con mucho dolor, dejo de hacer lo que más me gusta. Me deja tranquilo que di todo adentro y afuera de la cancha, tanto jugando como intentando recuperarme. A veces salió mejor que otras”, escribió Damián Schimdt anunciando su retiro del fútbol. Tuvo el privilegio de ser parte de un Racing Top.

Esta nota habla de:

3 comentarios en “Jugó en un Racing Top y se retira a los 30 años”

    1. Eran partidos de 4-3; 3-2; el Colo empezó a aprender a armar mejores defensas en otros clubes. Ese equipo con el Chacho o Gago ganaba hasta el mundial de clubes.
      Saludos!!!

      1. Hola Agustín, no te quepan dudas de que hubiera sido así.
        Lo curioso es que le algunos trasnochados le dicen rata a Blanco y con el siempre tuvimos grandes equipos, por ahí son pibes que vivieron las decadas anteriores o son gente muy gende con Alzheimer y no recuerdan o no quieren recordar por que no les conviene a sus ruines motivos.
        Abrazo académico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba