El arquero de las suspicacias atajará ante Racing

Racing se enfrentará al arquero de las suspicacias.

Aquella noche se ganó el rencor del hincha de Racing. Los dirigidos por el Chacho Coudet venían peleando palmo a palmo el torneo con Defensa y Justicia y el Halcón debía recibir a Banfield con el objetivo de ganar para ponerse a un punto de la Academia.

Ese lunes, Iván Mauricio Arboleda, arquero del Taladro, tuvo responsabilidad en los tres goles del conjunto de Florencio Varela. Sobre todo en el tercero. Banfield había logrado ponerse 2-2 pero llegó una jugada inolvidable para el guardametas. La pelota rebotó en la cabeza de un defensor del Taladro y se elevó cerca de la línea del área grande. Increíblemente, Arboleda salió totalmente desarmado a tratar de tapar el balón. Y Nico Fernández aprovechó para picársela suavemente por encima de su cuerpo. Con ese 3 a 2, Defensa logró quedar a una sola unidad del equipo que a la postre sería el campeón. A partir de allí el portero sufrió un calvario.

En el vestuario, la gran mayoría del plantel de Banfield le recriminó a Arboleda su flojísimo desempeño durante toda la noche. Por eso el arquero, horas después, colgó un estado en su Whats App en la que amagó con irse de la institución. De hecho se rumoreó que su representante, Cristian Bragarnik, lo llevaría al Tijuana de México. Sin embargo, nada de esto pasó y este miércoles recuperará su titularidad tras un largo tiempo de inactividad (no juega desde aquel encuentro ante el Halcón).

Arboleda, figura ante Racing

Hubo muy pocos partidos desde que Eduardo Coudet es técnico de Racing, en el que su equipo no pudo convertir. Uno de ellos, justamente, fue ante Banfield en el cierre de 2018. En ese encuentro la Academia generó muchas situaciones, pero el arquero colombiano fue la gran figura de la noche e impidió que Racing se llevara los tres puntos como local. Esta vez, volverá a atajar tras un largo tiempo. Pero ya sin suspicacias.

Esta nota habla de:

7 comentarios en “El arquero de las suspicacias atajará ante Racing”

  1. En lugar de mirar las goteras en casa ajena, hay que apuntar la mirada y preocuparse en buscar los camimos para abrir defensas cerradas con mucha gente y poco espacio para pensar…

  2. Estoy de acuerdo con Beto, ademas una de las maneras de abrir defensas cerradas es jugar rapido, dejar de dar pasesitos para los costados y para atras, porque cuanto mas lento se juega mas tiempo tiene el rival para armarse y tapar espacios, si a eso se le agrega que nadie cambia el ritmo , nadie gambetea ni patea al arco, las dificultades se potencian. Ese es el problema que viene teniendo el equipo en este año

    1. Si jugamos como contra boca.q la defensa era cumplicada p poder entrar. Solo vamos a depender de lo q genere. Zaracho.cristaldo licha. Y los laterales. P poder entrarle.sino lo voy aver medio dificil.sera una loteria.ojala podamos entrarle a la defensa y al arquero. Y ganar p no perder pisada en la tabla.y seguir primero . Segundo o tercer. Dependiendo de otros resultado. Un abrazo de gol a todos. Aguante racing

  3. Estoy de acuerdo en que falta cambio de ritmo, media distancia y gambetas que encaren. Pero no lo estoy en cuanto a los “pasecitos” Esa cadencia al principio (y si despues se le agrega lo que dije antes) es necesaria y provoca que al final el contrario vaya a buscar la pressión alta. Allí generalmente se desacomodan y se crean grietas y espacios que el equipo puede aprovechar. No hay que ser impaciente pero sí conciente que este juego implica un riesgo si no hay buen toque atrás. Pero el que no arriesga no gana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba