Julián López, volante de Racing

El jugador de Racing que interrumpió sus vacaciones

Después de un año intenso en Racing, llegaba el momento ideal para relajarse y descansar. Las tan anheladas vacaciones. Luego del encuentro ante San Martín de San Juan el día nueve de diciembre, el plantel comenzó su licencia.

Todo estaba previsto para volver recién el tres de enero. Pero Julián López debió tomarse un avión prácticamente de urgencia para ponerse a las órdenes de la Selección Sub-20. Fernando Batista, flamante entrenador del combinado juvenil, lo citó para el lunes 17 y el Perro no dudó. Retornó al país y se puso a disposición del entrenador.

Rumbo al Sudamericano Sub-20 a disputarse en enero en Chile, Argentina comenzó la preparación. Claro, Julián no quiere perder terreno sabiendo que de los 32 citados, esta semana quedarán sólo 23. Esperando mantenerse en el plantel, el futbolista que ya tuvo minutos en la Primera de Racing, se entrenó al máximo junto a sus compañeros.

En sus anteriores participaciones en la Sub-20 ya había mostrado parte de su repertorio y hasta se dio el lujo de meter un gol en un amistoso. El pibe al que lo comparan con Lucho González tiene mucho futuro en Racing. Y también pide pista en la Selección...


Chelo Díaz, otro que no descansa 

Marcelo Díaz no interrumpirá sus vacaciones porque, directamente, no descansará. Si bien se fue del país junto a su familia aprovechando la licencia, se llevó con él a uno de los kinesiólogos de Racing. Sabiendo que el equipo lo necesita lo antes posible, el Chelo busca recuperarse lo más rápido posible.

Tras el sindrome meniscal en su rodilla izquierda, el chileno de 32 años quiere estar a disposición del Chacho desde el arranque de la pretemporada que comienza el tres de enero. Luego de que Nery Domínguez mostrara un gran rendimiento en las últimas fechas, Díaz no quiere quedarse atrás y por eso acelera al máximo la rehabilitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba