A Racing le dan pelota

Fue el principal pilar del Racing campeón, la gran identidad que logró tener un equipo que se metió de lleno en el corazón de los hinchas de la Academia. Y Eduardo Coudet no quiere que sus jugadores pierdan las esencia. Por eso, en el tercer entrenamiento de la pretemporada y luego de unas extensas vacaciones, el Chacho ya hizo trabajar con pelota al plantel.

Con el sol como testigo, los jugadores realizaron ejercicios de movilidad y tácticos con la redonda pegadita al pie. De a poco, para ir entrando en ritmo y no perder la costumbre, el entrenador de Racing quiere que sus dirigidos tengan claro el mensaje. Para él, la pretemporada no se trata sólo de correr y quedar con la lengua afuera.

Todavía sin ninguna cara nueva, ya que el único que regresó fue Diego González y se está entrenando con el plantel porque el Chacho lo quiere retener, lo positivo para Coudet es que la CD cumplió con no desarmarle un equipo que lo conoce de memoria. Por eso, su idea es que con la llegada de Matías Rojas (se suma al finalizar su participación en la Copa América) y David Barbona, más el sueño de tener a Montoya, el plantel quede completo. Claro, también resta acordar el arribo de un reemplazante para Saravia.

MÁS NOTICIAS  Arrancó la reserva de entradas para Racing -Defensa

Con pocas modificaciones en el equipo, y la intención de que sean pocas, pero de calidad, las caras nuevas, el Chacho apunta a ganar tiempo. Sin dudas será mucho más fácil inculcarle su idea a algunos jugadores que llegan a un equipo armado. Por las dudas, él ya les da pelota...

Racing pretemporada
En Racing hubo exámenes médicos. Foto: Prensa Racing.

En Racing también hubo pinchazos

Además del primer entrenamiento con pelota, los jugadores de Racing fueron sometidos a exámenes médicos que se realizaron en las instalaciones del Cilindro. Hubo exámenes de laboratorio, estudio biomecánico de la marcha y podología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba