Fabri Domínguez y su chance en Racing

Fabri Domínguez y la chance de volver a su hábitat natural

Para cualquier pibe surgido del Tita como Fabri Domínguez, jugar en Racing es motivo de orgullo y, a la vez, una enorme responsabilidad. Por este motivo el uruguayo aceptó jugar en Primera, allá por inicios de 2020, como marcador de punta por la derecha. Aún habiéndose lucido en las inferiores de Nacional y de la Academia siendo enganche, eligió aprovechar la chance que le otorgó en su momento Beccacece y se convirtió en lateral.

A un año y medio de aquel comienzo, ahora tendrá la chance de jugar en una zona más cercana a su hábitat natural. Será mediocampista interior por la derecha en el 4-1-3-2 que tiene pensado el Sifón para enfrentar a San Lorenzo este lunes en el Nuevo Gasómetro. Allí podrá dar cuenta de su repertorio, ese que incluye desequilibrio en el uno contra uno, dinámica para el ida y vuelta y una buena capacidad a la hora de ejecutar los centros.

Será una muy linda chance para ganarse un lugar en una zona del mediocampo que le queda mucho más cómoda que su anterior posición. De hecho hace un par de semanas, frente a Newell's, Fabri ingresó desde el banco y jugando como mediocampista terminó sellando el encuentro 2 a 0. Fue su primer gol con la celeste y blanca.

Fabricio Domínguez y su recorrido en Racing

Domínguez es ese oriental que llegó a Racing hace unos años y pasó una prueba como volante ofensivo ante la mirada de Juan Fleita, hoy ayudante de Úbeda y ayer entrenador de la Reserva. Fabricio es originalmente un mediocampista de los que rompen líneas en ataque por dinámica y agresividad, pero con el arribo de Sebastián Beccacece se transformó en una opción de recambio para el lateral derecho. Juan Antonio Pizzi, incluso, arrancó su ciclo en Racing con la idea de dejarlo como alternativa para ese sector de la cancha. Pero la consolidación de Juan Cáceres como 4 y la continuidad de Pillud en carácter de primer suplente lo relegaron en la defensa. Y al mismo tiempo, se le reabrió el camino como variante también para su puesto natural de volante por la derecha.

En este año, con Pizzi en el banco, había disputado 18 encuentros entre liga local y Copa Libertadores, aunque sólo en cuatro fue titular. Casi siempre entraba para los últimos minutos y era poco lo que podía demostrar más allá de su despliegue importante habitual. En total, en sus dos ciclos en Racing (en el medio se fue a préstamo a Tigre, en la Primera Nacional), defendió la casaca de la Academia en 32 compromisos, en 16 de ellos de entrada. Fabri comenzó a integrar el plantel de la Primera de Racing en 2018 luego de haber estado unas semanas entrenándose en Independiente. Cruzó de vereda para llegar al lado pasional de Avellaneda.

Foto: @RacingClub

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba