Racing, Maradona y el dolor de todos

Llora el mundo. Se desgarra la pelota. Llora y se desgarra el fútbol. No puede ser verdad. Pero es verdad. Y esa verdad demuele. Se hunde en el pecho, en el estómago, en la garganta. Pasó, un día sucedió. Era lo que nadie quería siquiera pensar que podía ocurrir alguna vez, lo que tantas veces pareció estar cerca de acontecer en esa vida agitada, con una salud que lo había puesto en jaque en varias oportunidades. Siempre se sobreponía. Siempre salía. Con secuelas más o menos graves, pero el mejor deportista argentino de todos los tiempos le metía una gambeta a la muerte. Un día, un miércoles 25 de noviembre de 2020, Diego Armando Maradona, quien fuera entrenador de Racing, no pudo.

Claudicó. Se venció, Se apagó su luz. Un paro cardiorespiratorio conmocionó al planeta. Argentina y el fútbol también sintieron que murieron. Una vida de película se terminó. Se extinguió una historia de película llena de gloria, de alegrías, de tristezas. De marcas imborrables en todos los lugares que pisó como futbolista y como entrenador. Racing fue uno de los lugares que convivió con él, cuando se puso el buzo de entrenador y revolucionó al club como en cada sitio por el que transitó.

La elección de Maradona en Racing

Era el 6 de enero de 1995 y era la última carta del gobierno de Juan De Stéfano. Las elecciones para presidente de Racing se acercaban y la oposición estaba creciendo con contundencia. El oficialismo necesitaba un golpe de efecto fuerte, y ante las multitudinarias pruebas y errores de entrenadores, fue a apostar con uno distinto a todos. Sin experiencia, a pesar de un puñado de partidos en Mandiyú de Corrientes que no alcanzaron para evitar la pérdida de la categoría, el mismísimo Diego Armando Maradona.

Diego y el Turco, quienes luego forjarían una amistad.

El brillo de Maradona en Napoli

Apenas una década atrás había eclipsado al mundo con sus imposibles partidos y goles en el Napoli, y un año después se transformaría en el ser humano más simbólico de la historia del fútbol argentino siendo campeón del mundo. Se convertía en el entrenador de la Academia. Eran otros los tiempos. La vida como futbolista de Maradona era muy reciente. Su aspecto atlético, delgado, joven y lúcido formaba parte de la normalidad. Aunque ya era noticia recurrente los escándalos y problemas con las adicciones que le habían quitado años de actividad. Sin ir más lejos, algunos meses antes, había dado positivo un control antidoping en el Mundial de Estados Unidos en 1994. Pero esa es otra historia.

Racing se había convertido en un club poco confiable en pagar los salarios y cumplir con los objetivos. Por ejemplo el de ser campeón de una liga local, lo que se le negaba desde 1966, a excepción de la Supercopa de 1988, contrataba a un entrenador poco confiable por su inexperiencia y su delicado momento personal. El contrato de Maradona generó más repudio que impacto y, por sobre todas las cosas, se manifestaba que Racing sumaba otro problema a todos los que ya tenía. En ese entonces, la ilusión era un poco más genuina y se la vendía menos. La época era otra también. Era otra Argentina. Era otro Maradona. Era otro Racing. Aunque hay cosas que en la vida nunca cambian.

La llegada de Maradona a Racing


Después del decepcionante Torneo Apertura de 1994, en donde Racing culminó en el duodécimo lugar sobre 20 participantes, y tras una serie de tres derrotas consecutivas ante Lanús (1-3) un lunes por la noche, Banfield (0-1) y Rosario Central (2-5) con el recordado gol de Gustavo Costas, su entrenador Luis Alberto Cubilla dejó su cargo. Fueron tiempos de interinatos y del rumor creciente de Maradona DT. Rumor que se haría realidad. La idea del presidente de Racing era ganar tiempo con el Maradona entrenador al lado de Carlos Fren, en dupla técnica, y una vez consumada la sanción que le prohibía jugar por el doping positivo del mundial, ser jugador de la Academia junto a Claudio Paul Caniggia. El plan sonaba sencillamente hermoso.

La presentación de Maradona fue ante los medios. Habló de la necesidad de conseguir refuerzos, de pelear por el título negado durante 29 años y de comenzar con un proceso en donde solo iba a jugar quien estuviera mejor y a la altura de las circunstancias, algo que no vio en Estanislao Struway y en Jorge Coco Reinoso, quienes no se presentaron en el primer día de pretemporada y quedaron excluidos del inicio.

MÁS NOTICIAS  Gago cuenta con un regreso clave en su Racing

La puesta a punto en Mar del Plata, con vistas al primer compromiso ante Independiente para el 14 de enero de 1995, contó con 25 profesionales: Gustavo Costas, Néstor De Vicente, Carlos Galván, Claudio García, Ignacio González, Claudio López, Alejandro Lanari, Walter Cáceres, Christian Akselman, José Albornoz, Pablo Michelini, Marcelo Saralegui, Cosme Zaccanti, Néstor Clausen, Juan Fleita, José Luis Rodríguez, Abelardo Eliseo Vallejos, Roberto Galarza, Ricardo Ramírez, Luciano Oliveri, Fernando Castro, Alejandro Allegue, Carlos Soca, y Gastón Rogel.

El amistoso de Diego contra Independiente

El primer partido del verano ante el Rojo culminó 0-0. Maradona salió a la cancha con una camisa floreada y se fotografió con Jorge Burruchaga, en ese entonces, jugador de Independiente y ex compañero de selección y campeón en México. Enfrente estaba Miguel Angel Brindisi, DT de Independiente que fuera campeón con Maradona en el Boca de 1981.

Maradona seguía pidiendo refuerzos pero estos no llegaron. Caniggia era para más adelante. El búlgaro Krassimir Balakov era muy caro. Héctor Almandoz decidió seguir en Vélez. Al menos con el primer partido se sintió conforme. "A los hinchas les digo que vamos a seguir trabajando. Se dio un paso adelante pero muy chiquito. Lo que nosotros pretendemos es mucho más. Apuntamos al campeonato y trabajamos para eso".

El público de Independiente cantó casi todo el partido: "De la mano del Diego se van a la B, de la mano del Diego se van a la B, para nunca, para nunca más volver". Cinco días después, Racing perdería 1-3 ante River también en el Mundialista. El torneo de verano seguiría en la provincia de Mendoza para disputar el segundo triangular. Esta vez en febrero y ante los mismos rivales. Mientras el Turco García manifestaba que "Maradona los enamoraba" el equipo no aparecía y se marchó sin goles del torneo veraniego. Cayó 2-0 ante Independiente y empató sin tantos ante el Millonario.

El comienzo del Clausura con Maradona

El 26 de febrero de 1995 Racing se enfrentó en Caballito ante Ferro Carril Oeste por la primera jornada. La tribuna visitante se mostró completa. La gente se encimaba y no cabía un alfiler. No eran tiempos de entrada anticipada. Se compraban ese día. En la cancha. Mucha gente de Racing se quedó afuera. La ilusión, más allá de los tropiezos veraniegos, estaba en marcha y Racing quería cortar con la sequía sin éxitos locales.

La platea de Ferro recibió a Maradona con tibios aplausos y con el correr del partido los convirtió a todos en insultos. No había un reconocimiento mayoritario al ídolo en la cancha, más allá de los colores, como el que hay por estos días. O al menos no lo hubo mientras fue el técnico de Racing. Allí primaba la descalificación, y en muchos sectores, el odio. Ferro ganó 1-0 con un gol de Samso en el minuto 7 del primer tiempo.

MÁS NOTICIAS  Maggi quiere irse de Racing

Nacho González le contuvo un penal a Molina y Maradona miró desafiante a la platea de Ferro haciendo fuck you con sus dedos mayores. "Quiero que la gente de Racing sepa que mis jugadores lloraron en el vestuario. Dicen que no soy de Racing pero yo estoy a muerte con estos chicos", dijo Maradona ante las cámaras de televisión en el Estadio de básquetbol Héctor Etchart.

El primer triunfo de la era

Por la segunda fecha del Clausura, Racing recibió a Platense en su estadio. Con un gol de Claudio López, se impuso 1-0. Para Maradona, López era especial porque veía en él un jugador con mucha voluntad aunque hubo una frase que quedó inmortalizada para siempre en los entrenamientos: "Piojo, no le tires centros a los aviones". El gol de López fue de un gran desahogo. Para él, a quien se le venía negando la red y empezaba a ser resistido, y para Maradona que sufrió hasta el último minuto por un triunfo que se hizo desear. En el recuerdo quedó la imágen de López tomándose los genitales.

Deudas y abandono de concentración

Las cosas no estaban bien y todo estaba costando más de lo previsto. O, en definitiva, como estaba previsto. Al cabo de cuatro partidos amistosos y dos oficiales, Racing no rendía de acuerdo a lo planificado y en el orden económico comenzaron enseguida los primeros problemas. La poca confiabialidad que daba el club por esos tiempos, era notable. A los jugadores se les debía el salario y, con el respaldo de Maradona, abandonaron la concentración y amenazaron con no presentarse al clásico de la tercera fecha. A los días pudieron llegar a un acuerdo y hubo partido con Independiente.

El clásico con Independiente y la expulsión de Maradona

A Racing lo recibía La vieja Doble Visera. También a Maradona. El partido se quedó en un olvidable 0-0 pero lo que sí se guardó en la memoria fue la expulsión de Maradona por arrojarle agua al árbitro asistente Páez. El DT había advertido a los gritos que tenía que ingresar Pablo Michelini a la cancha pero el asistente lo ignoró. Ante varios llamados para ser atentido, Maradona no tuvo mejor idea que arrojarle agua al juez de línea. Este de inmediato lo llamó al árbitro Juan Bava, que enseguida expulsó a Maradona, más allá de los consecutivos intentos de autoincriminarse de Carlos Fren.

No hubo caso. Maradona, con saco a rayas, remera blanca y un pañuelo con los colores celeste y blanco en su cuello, se marchó expulsado y fue insultado y escupido por varios plateístas durante 200 metros. La reacción del público, más allá de los colores, porque con Maradona en ese torneo fue con todos los equipos, era para repensar. Lo extraño es que parecía normal y nadie lo advertía. La actitud de Maradona también.

Los malos resultados y las licencias

Maradona no estaba presente en todos los entrenamientos. Y tampoco en todos los partidos. Carlos Fren culminaría siendo más DT que Diego. Fren, formado en Argentinos Juniors, campeón con Independiente, hace años que no se habla con Maradona. Fue el tipo que alejaba a Guillermo Coppola del vestuario de Racing y al que Diego trató de traidor aunque nunca se supo por qué. También fue y es quien mas conoce a Maradona como DT.

"A fines de ese año nos fuimos de Mandiyú a Racing y allí la cosa fue más complicada. Dos veces no lo pude levantar… El equipo no jugaba mal, pero habíamos arrancado complicados. El quiebre fue el partido con San Lorenzo, cuando lo paré y le dije que por lo menos los días de partido tenía que estar bien, que así era una vergüenza para todos. Que tenía que tratar de ser más prolijo", le dijo Fren a Infobae contando al detalle lo que fue el epílogo del poco tiempo con Maradona como DT de Racing.

Fren continuó: "Habíamos acordado salir los dos de traje a la cancha, pero como se había peleado con Claudia, no tenía la ropa. Increíble. Hicimos la charla técnica y cuando íbamos para la cancha me di cuenta de que no estaba bien. Entonces nos encerramos en el vestuario y le dije en la cara una cuantas cosas que yo pensaba. Se puso a llorar, diciéndome que era algo que no podía controlar. Perdimos 2-1 y desapareció. Estuvo como dos o tres semanas sin venir".

MÁS NOTICIAS  Mena y una luz de esperanza para Racing

Los faltazos de Maradona

Después de empatar con Huracán 2-2 tras ir ganando 2-0, en la quinta fecha Racing caería 2-1 ante San Lorenzo, quien fuera el campeón de ese torneo. La ausencia de Maradona se prolongó durante las siguientes jornadas.

Racing viajó a Córdoba sin Maradona y empató con Talleres 2-2 con Fren en el banco. Perdía 1-0 con un golazo de Gasparini de tiro libre, pero en el segundo tiempo dio vuelta el partido. La gran actuación de José Fabián Albornoz, que había marcado el descuento ante San Lorenzo, lo propició. Recibió una infracción adentro del área que Marcelo Saralegui cambió por gol en el penal y tras una buena jugada de Ricardo Ramírez puso el 2-1. Claro que en 38' del segundo tiempo otro tiro libre pero ahora de un experto en la materia como Omar el Negro Gauna y el empuje de Silvio Carrario, pusieron el 2-2 definitivo.

Apenas un triunfo en siete jornadas sería el balance del mal arranque de torneo para la Academia cuando llegó el empate en uno con Belgrano en Avellaneda. Racing por intermedio de Albornoz, y de penal, se puso en venjtaja, pero una excelente acción de Luifa Artime derivó en el empate de Norberto Fernández. Era otro partido sin alegrías y sin Maradona en el banco. Por primera vez el equipo era despedido con silbidos. En una semana llegaba Boca en La Bombonera en donde Racing no ganaba hacía 20 años.

El triunfo en La Boca

Por tercera vez consecutiva sin Maradona en el banco de los suplentes, Racing volvía a la Bombonera donde en su última visita había recibido seis goles a principios de 1994, perdiendo así la chance de ser campeón del Apertuta del '93. Boca era el líder del actual Clausura y era dirigido por Silvio Marzolini. Racing, con un planteo de contra, soportó el protagonismo del Xeneize y a los nueve minutos del segundo tiempo, con un zurdazo de media distancia de Roberto Galarza, hoy chofer de la línea 148, que se desvió en Néstor Fabbri, convirtió el inolvidable gol del triunfo que significó para la Academia ganar después de 20 años en La Boca. Un poco de aire para un equipo que había sufrido demasiado.

Los últimos partidos de Maradona y su despedida

La derrota con River en Avellaneda (1-3) con los goles de Pablo Lavallén y Hernán Díaz y el empate ante el Vélez campeón del mundo de Carlos Bianchi y el gol de rabona de Juan Ramón Fleita a Chilavert volvieron a poner a Racing en una incómoda situación en la tabla con sólo dos victorias en 10 jornadas. En la fecha número 11, el 5 de mayo de 1995, Racing recibió a Gimnasia de Jujuy.

La gente lo ovacionó. El equipo, que formó con Nacho González; Michelini, Galván, Clausen; Saralegui, Allegue, G. Castro, A. De Vicente; Albornoz, Galarza y el Piojo López, no pudo doblegar al Lobo jujeño y terminó empatando sin goles. Maradona dejó de ser el DT al cabo de 11 partidos con 2 triunfos, 6 empates y 3 derrotas. La campaña levantaría luego bajo el interinato de Héctor Jesús Martínez con 4 victorias, 2 empates y 2 derrotas. que dejarían a Racing con 20 unidades en el sexto lugar de la tabla.

Ni Maradona. Ni Caniggia

Aquel 5 de mayo de 1995 quedó en la memoria por los volantes repartidos en la previa del partido. Hablaban de Maradona y Caniggia como jugadores con De Stéfano presidente. "La gente de Racing me sorprendió. No eligió a De Stéfano y no me eligió a mi". Así se fue Maradona de Racing. También se fue De Stéfano quien en una elección, en donde se denunciaron irregularidades, perdió con Osvaldo Otero a quien había vencido en 1991.

Maradona convivió con la ilusión de Racing. La decepción. Los días turbulentos del 10. Los de Racing. Los dos se debilitaron en su propio caos y se separaron. Ni el Bocha Ramírez fue el sucesor de Maradona, como Diego anticipó, ni Racing fue campeón. Faltaba un trabajo de fondo. 

Diego Armando Maradona, el de la Copa del Mundo, el de los goles a los ingleses, se fue con el otro Dios. Al cielo que ya había tocado con las manos desde la tierra. 

12 comentarios en “Racing, Maradona y el dolor de todos”

  1. Es el día más triste en la historia del futbol argentino.
    Hasta siempre Diego !!!!
    Gracias por las alegrías que nos distes en la cancha, ese escenario donde fuiste el mejor intérprete de todos.
    Que tengas la paz que tu vida no te permitió disfrutar.

  2. MORO DE U. S. A
    MAS. TRISTE. NO PODEMOS ESTAR........TODOS LOS QUE..... AL. FUTBOL..NOS GUSTABA JUGAR...MI MAYOR IDOLO FUE =EL ZORZAL==MARADONA==ERA EL. UNICO. QUE SE PODRIA COMPARAR. YA QUE .....EN LA CANCHA.... A LA PELOTA .....LA HACIA CANTAR.COMO **GARDEL**...DESDE YA SI. TODOS LOS QUE JUEGAN CON LA TALOPE...A. ==EL. GRAN ==DIEGO ==CREEN QUE SE PUDEN COMPARAR...ENTONCES ..EL. FUTBOL................EN LOS. RECUERDOS. ARCHIVADO. QUEDARA....SERIA COMO. GANARCE. EL LOTO. .SIN. JUGAR ABRAZO. TRISTON....CHAU MORO DE U. S. A.

  3. hector de flores. estimado señor juan pablo marron. boy me siento muy emocionado. asi que le ruego me disculpe lo que voy a decir. en este dia de congoja mundial por la perdida irreparable del jugador mas grande de la historia del futbol, estimo que no era necesario pasar esta nota que muestra las miserias vividas por entonces. yo, como tantos miles y miles de racinguistas, estuve presente con mi hijo en el sede social de racing el dia que el mas grande jugador de todos los tiempos era presentado a toda la masa de socios y simpatizantes de racing por la sra. mirtha legrand, aserrima defensora de los colores de nuestra institucion, en un acto tan impresionante que los flashes de los fotografos y los gritos se mezclaban atronando la sede social. yo tambien estuve junto a mi hijo esa tarde en la cancha de f.c.o. cuando debuto como tecnico, la presentacion cuando aparecio , en el campo de juego fue algo inenarrable , por eso yo quiero en esta pagina rendirle mi modesto homenaje a quien nos dio las mayores alegrias futbolisticas, a quien paseo por el mundo los colores celeste y blanco de nuestra bandera, a quienes tambien poco o casi nada conocian a la argentina y el nos representaba como un embajador, a todos lo que lo idolatraban y le estaban eternamente agradecidos por todo lo que ponia en la cancha, calidad, entrega, habilidad y sobre fervor y ganas constantes de contagiar a sus compañeros, haciendo poco menos que invencible a nuestra seleccion nacional. por eso hoy es un dia de duelo, se fue un grande, el mas grande de todos, gracias mil por todo lo que nos diste, por todas las alegrias, por todos los goles, por todos los triunfos. nuevamente gracias. estaras siempre presente en nuestro corazones. DIEGO ARMANDO MARADONA . Q. E. P. D.

  4. un jugador extraordinario, único en su tiempo, con la camiseta argentina en la sangre, con su llanto cuadno codesal nos robó el munidal 90, nos dió ilusión cuando llegó a racing como dt. no merecía terminar así, con muchos tinellis usandolo. diego q e p d. encontrate y juga un picado con di stefano, corbatta, pizutti, cruyff y tantos grandes que recordamos. devolvele la mano a dios, aunque quizas el prefiere que las sigas teniendo vos. condolencias a toda su familia.

  5. Un día muy triste para el fútbol mundial y para el nuestro en particular, se apagó la vida terrenal del mayor genio que ha dado este hermoso juego. Dios lo ha llamado para jugar en la selección celestial. Diego sos un claro ejemplo de que una persona a pesar de las carencias y adversidades, si se lo propone, puede cumplir sus sueños. Tu marca trascendió a todo el planeta y nos dejaste entre otras estas enseñanzas: que cuando nos enfocamos en nuestros sueños, sin importar quien este delante, podemos cumplirlos; que la droga mata y nos aleja de nuestros objetivos y que es definitorio elegir bien a la gente que nos rodea. Ojalá tu Alma encuentre rápidamente la Luz y Dios le de el descanso eterno que se merece. Abrazo Racinguista para vos!!!
    P/D: Los que por acción u omisión colaboraron para su infelicidad y lo usaron para alimentar sus egos y sus ansias de poder, espero que ahora tengan el valor y el coraje de ir a pedirle perdón.

    Mis condolencias a su familia Q.E.P.D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba