Racing y esa costumbre de ganar el clásico

Por la séptima fecha del Torneo de Primera División, Racing ganó el clásico frente a Independiente por 1-0 en el Cilindro de Avellaneda, con un tremendo golazo de chilena de Gabriel Hauche. De los últimos seis partidos disputados frente al Rojo, la Academia ganó cinco, y algunos de esos enfrentamientos quedarán en el recuerdo de los hinchas por la trascendencia de los triunfos. De a poco se está torciendo un historial negativo frente a los vecinos: en los últimos 10 años, luego del campeonato del 2014, la tendencia del clásico comenzó a cambiar y se profundizó desde la llegada de Eduardo Coudet al banco de la Academia. Racing se acostumbró a ganarle a Independiente.

El 2014 fue un punto de quiebre en la historia que gira en torno al Racing-Independiente. La Academia logró la obtención de un nuevo título local de la mano de Diego Cocca, un año después del descenso del Rojo. A pesar de la victoria del equipo de Jorge Almirón en ese torneo, la sensación de cambio comenzaba a sentirse y se hizo realidad en la final de la Liguilla clasificatoria a la Copa Libertadores del 2015. Allí, Racing venció al Rojo en el global, luego de dos partidos disputados a una cuadra de distancia uno del otro. Dejar afuera al clásico rival de un torneo continental, en un mano a mano, es algo poco común y sentó un precedente importante.

https://youtu.be/fT5Gj3uVl6Y

Luego de ese cruce, siguieron algunos años de paridad en los duelos de Avellaneda. Esto no venía siendo habitual en la década anterior, cuando la Academia cosechaba más derrotas que victorias frente al Rojo. Pero desde la llegada de Coudet a la dirección técnica de Racing, en el 2018, el rumbo de los clásicos comenzó a cambiar. No solo por lo estrictamente estadístico, sino también por lo que representaron, para ambas hinchadas, varios de esos partidos.

Racing clásico Independiente
Racing se acostumbró a ganarle a Independiente. Gago ya lo superó en dos ocasiones en el clásico. Foto: @RacingClub

Aquel triunfo histórico del Racing de Coudet en el clásico con Independiente

El 3-1 de 2019 en cancha de Independiente fue el impulso final que necesitaba aquel equipo de Coudet para conquistar el título apenas un mes después. Además, la Academia logró vencer en el Libertadores de América, un terreno que venía resultando adverso. Aquel día, Lisandro López de penal y Matías Zaracho, en un recordado contragolpe, liquidaron las acciones y se comenzó a acariciar el título.

Lesionado Emiliano Vecchio, ¿quién debería entrar por él contra Newell's?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

En 2020, ya con Sebastián Beccacece en el banco, Racing consiguió otro triunfo importantísimo. Esta vez no por las aspiraciones al campeonato, sino por las circunstancias en las que se desarrolló aquella victoria.  La Academia afrontó gran parte del partido con dos hombres menos por las expulsiones de Gabriel Arias y Leonardo Sigali. Sin embargo, a cuatro minutos del final, Marcelo Díaz, quien segundos antes estaba comiendo una banana en medio del campo de juego, se lanzó al ataque y se encontró con una definición inolvidable.    

Ya con Juan Antonio Pizzi como técnico, el 2021 repartió un clásico por lado. Primero fue triunfo para la Academia como local del Rojo, con un gol de Enzo Copetti de penal en la última jugada del encuentro. Meses después, Independiente obtuvo el 1 a 0 en la cabeza de Silvio Romero. Ambos partidos tuvieron poco vuelo y se definieron en jugadas puntuales. El 2021 fue el peor año de la Academia desde el título de 2014. Pero, aun así, el clásico terminó en paridad.

Fernando Gago logró la victoria en los dos enfrentamientos que disputó, como DT de Racing, en el clásico ante Independiente. El primero fue 2-1, por la Copa de la Liga pasada, y el de este domingo por 1-1. Es cierto que, en ambos encuentros, quedó la sensación de que no se vio en la cancha la diferencia real que hoy existe entre ambas realidades. Pero aquel dicho que manifiesta que “los clásicos son partidos aparte” es, en gran medida, algo real. La Academia superó de forma consecutiva al Rojo, y, al final de cuentas, eso es lo que más importa.

Durante muchos años los hinchas de Racing debieron vivir en las malas y ver como el historial negativo en el clásico frente a Independiente se incrementaba en cada partido. Hoy los presentes son distintos, desde lo deportivo y, sobre todo, desde lo institucional. Lo importante, más allá de los técnicos y los equipos, es tener la capacidad de trasladar esos hechos al terreno de jugo. Ganar cinco partidos de seis frente al clásico rival, es algo poco común. La historia comienza a cambiar y es momento de un merecido disfrute.

8 comentarios en “Racing y esa costumbre de ganar el clásico”

  1. alejfenandonicolandro

    Hace 72 años q vivo a 5 cuadras del cilindro,esta mañana sali a caminar y hacer unas compras,q lindo se ve el barrio cuando ganamos,aunque algunas caritas no son alegres jajaja,los del bojo,vecinos y amigos, apenas me saludaron,yo muy amable les decia a todos,muy buenos dias,q manera d disfrutar, gracias RACING
    ,

  2. A Miguel o a algún hincha que me refresque un poco los números: ¿Cuál llegó a ser la mayor diferencia de clásicos en favor de la amargura? ¿Y cómo están los números hoy?

  3. Desde q se murio Grondona cambio la bocha, ya no pasan cosas raras, nos acostumbramos tanto a ganar los clasicos que ganar 1 a 0 tiene gusto a poco, no se jugo bien, no fue un equipo voraz, no fue un equipo asfixiante... ayer ganamos por mentalidad, ayer no hizo falta ni hacer un partido mediocre.. cambio la bocha,.. Les ganamos con chilenas, les ganamos con 9, les ganamos con 11, les ganamos sobre la hora, les ganamos alla, aca o donde se juegue.. y ayer... una nueva.. los cgmos con la bija muerta, hermoso! ARDAAAAAAAAN

  4. Hay que ir paso a paso, como decía el Prócer. Nos tenemos que meter de lleno en el partido con Ñuls. Nada de historiales, que son sandeces. Hay que ir paso a paso, en busca del primer lugar del campeonato.

  5. Como dicen más arriba, desde que afortunadamente se fue Grondona, la historia vuelve a ser otra. Muchas cosas raras sucedieron en 40 años de Grondonato, expulsiones increíbles, penales por doquier y todo a favor del Rojo (hasta ganaron el título del 2002, o se iban al descenso -dicho por su propio ex-presidente). La historia real es que nos llevan 18 partidos en total (se deben contar los de la Copa Centenario de 1993) y seguimos aportando más triunfos para hacer una estadística mucho más acorde a la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba