Rubén Paz, ídolo de Racing, también jugará la Copa

Rubén Paz: "Ojalá que Racing me regale un triunfo"

Artigas, Uruguay, fue la cuna del niño que alguna vez se convertiría en uno de los mejores futbolistas que pasó por la historia de Racing. Propietario de una zurda excelsa, campeón de la Supercopa de 1988, desplegó su brillantez por todas las canchas como un enganche irrepetible en tiempos en que los enlaces abundaban. Este domingo, justo este domingo, la leyenda de la Academia cumple 62 años. Por esos caprichos del calendario, a Rubén Paz a fecha le cayó en el día en que Racing juega el clásico de Avellaneda. Y en charla con RdA, además de agradecer las muestras de cariño recibidas por las redes sociales, hizo un pedido.

"Ojalá Racing me regale un triunfo", expresó Rubén, en diálogo con este portal. Y agregó, con gratitud y un deseo a flor de piel: "A través de este medio, aprovecho para poder saludar a toda la familia de Racing por el afecto y los saludos por mi cumpleaños en un día de clásico. Esperamos que Racing pueda jugar un gran partido, siendo protagonista. Tengo la esperanza de siempre de que podamos salir victoriosos. Un abrazo enorme para todos".

Rubén, con una medalla del título en la Supercopa de 1988. Foto: @rubenpaz10 (Instagram).

Entre los recuerdos hermosos, el ídolo atesora uno muy significativo relacionado con un derby donde sobresalió: en el del 2-1, en 1988, en el Cilindro. La secuencia quedó grabada a fuego en todos los hinchas de Racing de aquellos tiempos y en los que la disfrutaron por internet. Enganchó desde la derecha hacia el centro, le metió un caño colosal a Pedro Damián Monzón (hoy ayudante de Falcioni) y definió con un remate a colocar. Una joya, la mejor de su estadía en Racing por calidad y porque sirvió para que la Acadé ganara ese cruce.

El valor que Rubén Paz le dio a aquel gol en Racing en el clásico sobre Independiente

"Es difícil encontrar un gol tan perfecto. Hay mucha gente que lo tiene guardado como un tesoro. Me salió todo perfecto. Desde el saque de Fillol hasta cuando le pegué al primer palo de Vargas", rememoró, orgulloso, en su momento.

Antes del último clásico, el oriental había palpitado el duelo de al siguiente manera. "Creo que no habrá empate en el clásico. Las bajas que tiene Independiente le van a dar la responsabilidad a Racing, por momentos tiene una formación mejor que la del rival por este momento del Covid". El partido finalmente terminó 1-0, con tanto de penal (polémico) anotado por Enzo Copetti. ¿Qué ocurrirá este domingo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba