Titulares en el clásico de la banana que juegan el sábado

Racing Independiente clásico de la banana

Pasaron poco más de dos años de aquel inolvidable Racing - Independiente, un clásico distinto a todos. Y en ese lapso, la cantidad de éxodos en la Academia se multiplicó. A tal punto que si tomamos la planilla de aquel nueve de febrero del 2020 y la comparamos con la de este 19 de marzo son muy pocos los que se repiten.

Únicamente dos. Sebastián Beccacece preparó un once para salir a buscar un triunfo luego de dos primeras fechas en las que el conjunto de Avellaneda dejó puntos en el camino. Encima, esa noche, debió jugar prácticamente todo el segundo tiempo con dos jugadores menos por la insólita actuación de Patricio Loustau, quien también será el juez este sábado.

https://www.youtube.com/watch?v=ljHWjcirw10

De ese equipo que obtuvo una victoria histórica, sólo dirán presente desde el inicio Leonardo Sigali y Leonel Miranda, dos jugadores claves para Fernando Gago. Y el recuerdo de ambos en aquel derby de la banana es muy distinto. El Osito vio la tarjeta roja al minuto del segundo tiempo por una errónea decisión de Loustau. El zaguero se elevó y rozó con su codo a Leandro Fernández, quien cayó desplomado como si le hubiesen dado un balazo. El árbitro compró y obligó a los de Becca a jugar con 9 hasta el final del cotejo. Por el lado del Lolo, el Racing - Independiente le dejó una sensación muy dulce.

En los últimos dos años, Miranda alternó buenas y malas. Pero ese 9 de febrero su actuación fue digna del aplauso en la Academia. Obligado por la inferioridad numérica, Lolo multiplicó esfuerzos. Como interior por la izquierda fue el motor del equipo. Corrió, metió y jugó en una noche mágica. Incluso, con un gesto técnico brillante, dejó pasar el balón para que el Chelo Díaz convierta uno de los goles más gritados de los últimos tiempos.

Miranda llega afiladísimo al clásico entre Racing - Independiente

Miranda, una de las claves en Racing - Independiente
Miranda, una de las claves en Racing - Independiente

El volante de 28 años es el mejor jugador de la Academia en este inicio. Lúcido para asistir, inteligente para pisar el área rival y voraz para presionar e incansable a la hora de recuperar el balón. Pasó de ser cuestionado a muy valorado por los hinchas de Racing, quienes se ilusionan con que el mediocampista repita rendimiento ante Independiente. Surgido en la cantera de los vecinos, jugará un partido muy especial. Con ellos les tocó sufrir el descenso en 2013 y ahora quiere salir campeón con la celeste y blanca. Va por buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba