Mirá lo que le hizo Cristaldo a Boca...

El único que confió de entrada en Jonatan Cristaldo fue Eduardo Coudet. Tras aquella memorable frase en el último partido de la temporada ante Cruzeiro donde le pidió al Churry que venga sólo (sin la panza), el delantero se comenzó a entrenar en silencio para demostrarle al Chacho que no se había equivocado en confiar en él. Con el correr de los partidos se empezó a ganar el puesto y, de pronto, se afianzó de titular en Racing convirtiendo dos goles importantes: ante Lanús para ganar un partido muy duro en La Fortaleza y frente a Argentinos Juniors para encaminar la victoria en La Paternal.

El Churry enfrentó seis veces a Boca y le marcó tres goles.

Entonces, si de goles se trata, el rival que se le avecina a la Academia es ideal para que el Churry vuelva a convertir. De acuerdo a sus antecedentes, Cristaldo enfrentó seis veces a Boca y le marcó tres goles. Sí, lo tiene de hijo.

A sus 19 años jugó su primer partido ante el Xeneize con la camiseta del Fortín y marcó un tanto en la fecha 15 del Apertura 2008. Aquel 16 de noviembre, Vélez venció a Boca por 3 a 2 en la Bombonera. Unos meses después, el 24 de mayo de 2009, el Churry volvió a amargar a los de la rivera. En el estadio Amalfitani, Cristaldo marcó el 2 a 0 en una victoria fundamental para que Vélez se consagre campeón del Clausura unas semanas después. Ya en septiembre de ese año, por si faltaba algo, el atacante eliminó al Xeneize de los 16avos de final de la Copa Sudamericana gracias al gol que convirtió para el conjunto de Liniers el 15 de septiembre de 2009.

 

Licha y Bou también gritan seguido ante Boca

El capitán de Racing es un experto en clásicos y festeja seguido cada vez que se cruza con el Xeneize. En siete partidos disputados ante Boca, Lisandro López marcó tres goles. El primero lo concretó en el Apertura 2004 (derrota 1-2 como visitante) y los otros dos los anotó en un mismo partido: el 4 de diciembre de 2016, Boca venció 4-2 a la Academia en la Bombonera. En esa ocasión, los dos tantos de Racing fueron marcados por Lisandro. Hasta el momento, todos los goles de Licha ante el Xeneize fueron de visitante. Nada mejor que este domingo para que el capitán moje en el Cilindro. Gustavo Bou, por su parte, marcó los dos goles inolvidables en 2014 en ese minipartido de 34 minutos en la Bombonera tras la suspensión por lluvia. Luego, en 2015, le convirtió un tanto de penal en la victoria académica por 3-1 en el Cilindro.

Esta nota habla de:

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio